Nacionales |

Denuncian que el Gobierno cambió a sus representantes en el juicio de encubrimiento a la AMIA para favorecer a los imputados.01 de febrero de 2018 (pa-derf)

Desde Memoria Activa manifestaron que la posición de los representantes del Estado argentino en el juicio de encubrimiento "se aleja de los familiares y se acerca a los imputados". El Gobierno dispuso que solo un abogado presente su alegato, que coincide más con la bajada de línea de Avruj y Garavano, que a la búsqueda de verdad y justicia.

Memoria Activa denunció que el Gobierno cambió el abogado que debía presentar el alegato contra los imputados en representación del Estado argentino para alcanzar una posición mucho más cercana a la de los denunciados por encubrir el atentado que a encontrar verdad y justicia.

 

Con el cambio de Gobierno, a comienzos del año 2016 el Ministerio de Justicia que conduce Germán Garavano dispuso los tres abogados en representación del Estado que terminaron renunciando porque la bajada de línea de Cambiemos "se alejaba de la verdad y la justicia".

 

Cuando la abogada principal en ese momento Mariana Stilman denunció el “alejamiento de los familiares y acercamiento a imputados” y renunció, el ministro de Justicia contrató 3 nuevos abogados para la querella: José Console, Enrique Ventos y Carlos Ortea.

Este jueves debía arrancar la exposición y el primero iba a ser Enrique Ventos pero se dispuso a último momento que comience el secretario del Tribunal de Disciplina de Boca Junior José Console que presentó un alegato distinto al acordado con la querella pero que coincide con la bajada de línea del Gobierno.

 

Ante esta situación desde Memoria Activa expusieron que el ministro Garavano tiene lazos con José Barbaccia y que el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj guarda relación con el expresidente de la DAIA Rúben Beraja. Además detallaron que en las audiencias muchos asesores del ministro de Justicia con los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia.

Dejá tu comentario