Actualidad | Instagram | Tendencia

Depilación y mujeres, la revolución femenina

Hasta hace unos años era impensado que una mujer no se depile, por ejemplo, las axilas. Ahora, la tendencia es mantener el vello corporal. Pero ¿Dónde surge esta práctica y por qué?

Depilación: Eliminación del pelo o el vello de una parte del cuerpo. Esta práctica se remonta a siglos atrás cuando las mujeres comenzaron a taparse cada vez menos y ha definido las nociones de feminidad y “el cuerpo ideal”.

Sin embargo, en los últimos tiempos y como una de las expresiones de la creciente ola feminista, cada vez más mujeres dejan crecer sus vellos libremente y ya no se preocupan por depilarse, una de las premisas: ¿Si los hombres no lo hacen, por qué las mujeres debemos hacerlo?

Según cuenta a CNN en Español Heather Widdows, profesora de ética global en la Universidad de Birmingham de Gran Bretaña y autora de “Perfect Me: La belleza como un ideal ético”, la depilación “ha sido profundamente estigmatizado –todavía lo es– y se le ha añadido un componente de vergüenza”. Y agrega: “La eliminación (del vello corporal) es una de las pocas tradiciones estéticas que han pasado de ser una rutina de belleza a una higiénica”.

La práctica se estableció como un mandato para las mujeres a principios del siglo XX. Antes de eso, la depilación era propia de hombres y mujeres como una forma de mantener el cuerpo limpio.

Pero a finales del siglo XIX las mujeres comenzaron a incluir la depilación como una parte integral de sus rutinas de belleza. A principios de la década de 1900, las mujeres estadounidenses blancas de clase media y alta consideraban cada vez más que la piel sin vellos era un indicador de feminidad. Y la práctica pasó a ser una norma.

En los últimos años parece que todo cambió: Una nueva población de mujeres jóvenes está acogiendo el vello corporal, especialmente en Instagram. El fenómeno también ha llegado a las revistas. En la edición de septiembre de Harper’s Bazaar, la actriz Emily Ratajkowski posó con las axilas sin depilar.

Siguiendo con este nuevo modelo de belleza, marcas de máquinas de afeitar para mujeres defienden los vellos femeninos. La rasuradora Flamingo, de la popular línea de aseo Harry’s, enfatiza el derecho de elegir si se te depilas o no con mensajes publicitarios como “Somos una opción de crecimiento”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Why is body hair only seen as acceptable when it’s on a man? Let’s normalize body hair on all genders ❤️

Una publicación compartida de ASHLEY ARMITAGE (@ladyist) el

De esto se desprende que la práctica de la depilación se va perdiendo como norma o sinónimo de femineidad y en contrapartida, una nueva generación defiende el vello corporal como un rasgo natural que forma parte de la belleza femenina.

Dejá tu comentario