de pie
Internacionales | Derechos Humanos

Marruecos y Argelia pueden resolver el conflicto del Sáhara marroquí dialogando

La apertura de dos consulados mas en Laayún y en Dajla, confirman que la marroquidad del Sáhara es una verdad histórica, política y jurídica que no está sujeta a negociación.

En una rueda de prensa conjunta con la ministra de Asuntos Exteriores y Senegaleses en el Extranjero, Aïssata Tall Sall, al término de la inauguración del consulado de Senegal en Dajla, Bourita destacó que la apertura de esta representación diplomática es una nueva prueba con hechos de la alianza indefectible entre Marruecos y Senegal y de su solidaridad activa comprobada.

"La apertura de un consulado nunca es un acto insignificante en las relaciones entre Estados", insistió, explicando que esta “decisión soberana de Senegal refleja la muy antigua historia de amistad entre nuestros dos países, confirma la marroquidad del Sáhara y atestigua una vez más la posición constante de apoyo firme de Senegal hermano a la integridad territorial del Reino”.

La marroquidad del Sáhara es una verdad histórica, política y jurídica que no está sujeta a negociación, prosiguió el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, de acuerdo a lo informado por mapnews.ma.

Por otra parte, la apertura del Consulado General del Reino Hachemita de Jordania en la ciudad marroquí de Laayún es un acto de soberanía fuerte que refleja el apoyo jordano constante a la integridad territorial de Marruecos, afirmó el investigador y director general de la Agencia Ruandesa de Información (ARI), Andre Gakwaya.

La apertura de este consulado después de los Emiratos Árabes Unidos y del Reino de Baréin, atestigua "el reconocimiento sobre el terreno de la marroquidad del Sáhara por tres países muy influyentes de Oriente Medio", indicó este experto y conocedor del Sáhara marroquí, destacando que la inauguración de esta representación diplomática desmiente las falsas noticias, difundidas desde Argel, sobre la existencia de una guerra entre Marruecos y los separatistas del "polisario" en el Sáhara marroquí.

Gakwaya, miembro de la Plataforma Internacional de Defensa y Apoyo al Sáhara Marroquí, sostuvo que "la apertura del consulado jordano se produce en un contexto particular, marcado por un apoyo mundial creciente a la iniciativa marroquí de autonomía para el Sáhara, que constituye la única solución lógica para poner fin a este conflicto".

Volviendo a las declaraciones del canciller marroqui junto a su par senegalesa durante la apertura del nuevo consulado en Dajla, afirmó Bourita: " La apertura de un consulado de Senegal en Dajla es la concreción de la voluntad de SM el Rey Mohammed VI y del presidente Macky Sall".

Sobre el problema de fondo en el Sahara marroqui, el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero aseguró. "El arreglo del conflicto sobre el Sáhara marroquí depende de un diálogo entre las dos partes reales, Marruecos y Argelia".

"A través de todo lo que dice y hace, su movilización y sus posiciones, Argelia demuestra que es la parte real... Es ella la que lo confirma diariamente a través de declaraciones, acciones, movimientos", dijo, señalando que "Marruecos está de acuerdo en que la solución sólo puede ser marroquí-argelina". El ministro indicó que Argelia "adopta una posición y una orientación y constituye una parte real en el conflicto, en su creación y en su continuación, y, por lo tanto, debe asumir la responsabilidad de su solución en la medida de su responsabilidad en su creación", añadiendo que "el proceso político tiene determinantes, el principal de los cuales consiste en decir que la parte real debe defenderse en el marco de negociaciones y no lanzando declaraciones".

Por otra parte, Bourita indicó que "al abordar la cuestión de los derechos humanos y de la Minurso, la diplomacia argelina suscita asombro y a veces incluso ironía", estimando que los elementos de los que habla la diplomacia argelina son erróneos, en el sentido de que "al menos un tercio de las 17 misiones de las Naciones Unidas no se interesa por los derechos humanos, lo que constituye una superchería que debe ser desbaratada".

Asimismo, Bourita insistió en que "Marruecos es claro en esta cuestión, y no es Argelia la que va a venir a hablar de derechos humanos... Quizá sea la última en hablar de ello", y agregó que "el papel de la Minurso es muy claro y consiste únicamente en vigilar el alto el fuego".

"Desgraciadamente, la Minurso sufre ahora restricciones en sus movimientos. Y aquí hay que preguntarse ¿quién obstaculiza la acción de la Minurso y quién le impide vigilar el alto el fuego al este del muro de seguridad? dijo.

En este sentido, el ministro reafirmó que "Marruecos está comprometido con el alto el fuego, pero responderá con firmeza a cualquier amenaza a su seguridad", agregando que "el Reino está comprometido con el proceso político y acompaña de forma constructiva las medidas tomadas por el secretario general de la ONU en este contexto".

Bourita señaló que Marruecos, bajo la dirección de SM el Rey Mohammed VI, "adopta la diplomacia de la claridad, porque considera que la contradicción entre los actos y las palabras desacredita la acción diplomática, al igual que la producción de engaños no contribuirá a hacer avanzar el expediente".

"No es el momento de hacer maniobras. Es el momento de actuar seriamente si la estabilidad de la región interesa tanto a Argelia como a Marruecos", concluyó.

Fuente: lobservateur.info - maroc.ma - mapnews.ma - El Desafío

Vegetarianos

Dejá tu comentario