Santa Fe | Aborto Legal | Alberto Fernández | Corte Suprema | Diputados | Interrupción legal del embarazo | Justicia | Santa Fe | Tucumán | Vera | aborto | Código Penal | hospital Iturraspe | Cullen

Desde Santa Fe aseguran que no basta solo con despenalizar el aborto

Organizaciones de mujeres ven con agrado la decisión del presidente pero esperan que el proyecto que se presente sea el de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

“Voy a mandar una ley que termine con la despenalización del aborto”, dijo el presidente Alberto Fernández este miércoles en Francia en su gira por Europa. Frente a estos dichos hubo varias reacciones y las organizaciones de mujeres por su lado comenzaron a movilizarse.

La Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito realizará una movilización federal este 19 de febrero a las 19. En Santa Fe aún quedan ultimar algunos detalles pero la regional local se sumará de alguna manera a la acción nacional. El lema será "El proyecto está en las calles" y se plantea como objetivo defender el proyecto elaborado por las más de 700 organizaciones de todo el país que forman la Campaña.

Aquí cabe trazar una diferencia entre la interrupción legal del embarazo y el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. La primera permite el acceso al derecho a realizarse un aborto inducido bajo las causales que contempla la ley: por ser producto de una violación, si representa un peligro para la salud de la mujer o si representa un peligro para la vida de la mujer y este peligro no puede ser evitado por otros medios. La legalidad se encuadra en el artículo 86 del Código Penal y la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “F. A. L.” de 2012, aunque algunos Estados provinciales aún no lo respetan ni lo aplican.

La IVE, entre otras cosas, propone el acceso al aborto libre como un derecho hasta la semana 14 (tercer mes de embarazo), y hasta el final del embarazo en las tres causales ya contempladas por la ley. Hoy el aborto inducido fuera del marco de las causales es un delito descrito en el Código Penal y aunque no es tan común, en los últimos años hubo casos de mujeres que terminaron presas acusadas de homicidio luego de haber tenido abortos espontáneos. Un ejemplo fue el emblemático caso Belén en Tucumán, que tuvo repercusión internacional en su pedido de liberación. Aunque la crueldad ha sido aún más profunda en la provincia de Santa Fe si se recuerda a Ana María Acevedo, que en 2007 no se le realizó quimioterapia para el cáncer que padeció sin tratamiento hasta su muerte por estar embarazada. Los médicos del Iturraspe le negaron también el aborto terapéutico solicitado por ella y sus padres con el argumento de que iban a "salvar las dos vidas". Sin embargo eso no sucedió y tres chicos quedaron huérfanos en Vera.

Legal, seguro y gratuito

En este sentido las declaraciones del presidente llamaron la atención por hablar de despenalización y no de legalización. Desde la regional Santa Fe de la Campaña, la referente Mariángeles Guerrero observó: "Nuestra postura es, como venimos sosteniendo desde hace 15 años, la de legalizar el aborto. No basta solo con despenalizar, es decir con sacar el aborto del Código Penal, sino que tiene que haber un compromiso de parte del Estado de garantizar en los efectores de salud pública. En este sentido celebramos las manifestaciones de Alberto Fernández que desde la campaña electoral venía manifestando su posición en relación al problema y al derecho al aborto pero subrayamos la importancia de que no solo hablemos de despenalización sino de legalización".

"Desde la Campaña elaboramos en ocho oportunidades un proyecto de ley, el último presentado en 2019 y tiene estado parlamentario. Fue hecho desde las organizaciones sociales, políticas, sindicales, religiosas y de todo tipo de manera colectiva, horizontal, federal. Inclusive desde Santa Fe también llegaron nuestros aportes que se pueden ver hoy en el texto. Si bien celebramos, porque no deja de ser una decisión política iniciar el año con estas declaraciones, también decimos que nosotras tenemos nuestro proyecto y que es el que venimos militando desde hace una década y media en las calles. Este último proyecto tiene como característica valiosa haber recogido lo que fue el debate parlamentario y social que se dio en 2018 con la marea verde en las calles y esa posibilidad de haberlo discutido por primera vez tanto en la Cámara de Diputados como en Senadores. En ese sentido esperamos que lo que elaboramos sea tenido en cuenta", describió.

En 2018 la articulación entre diputadas de diferentes bloques políticos fue fundamental para la presentación. Al ser consultada si esta estrategia se repetirá en 2020, Guerrero detalló: "Venimos haciendo un trabajo en todo este tiempo de comentarles a nuestros diputados y diputadas cuál es el proyecto y por qué lo pensamos de esta manera. Se van sumando las firmas y otras iniciativas en marcha. Es una cuestión que tiene que ver con que ahí está lo que tanto las socorristas como profesionales por el derecho a la salud que vienen trabajando en efectores de salud recogen desde el territorio y eso es lo valioso del proyecto. Sabemos que se puede llegar a una instancia de consenso pero tenemos un proyecto que fue elaborado desde la militancia, los activismos y la calle. Esperamos que eso sea articulado en el texto final cuando se discuta este año en ambas cámaras y que se ley".

Tres causales y sus dificultades

Al ser consultada por la realidad del acceso al derecho a la ILE en la ciudad de Santa Fe, Guerrero respondió: "Hay efectores de salud de primer nivel que acompañan en las primeras semanas de embarazo que sabemos que en esa instancia se puede realizar de manera ambulatoria el tratamiento con misoprostol y que es seguro para la salud de la persona gestante. De todas maneras seguimos teniendo problemas con lo que son los hospitales de mayor nivel".

"Fundamentalmente en el hospital Iturraspe. Allí maltratan a las mujeres. Hay situaciones donde las mujeres llegan con un aborto espontáneo incluso y son maltratadas por el servicio de ginecología. En el Cullen se garantiza pero con muchísimas limitaciones, es relativo. Porque la causal salud es interpretada de una manera muy restrictiva donde solamente se contempla la física y no por ejemplo la mental o el aspecto social que contempla la Organización Mundial de la Salud. En ese sentido nosotras continuamos movilizadas y esperamos que sea un derecho al que puedan acceder todas las mujeres en todos los efectores. Que no se les mienta a las mujeres con supuestos riesgos que no son tales, para eso hay un protocolo de interrupción legal del embarazo que la provincia adhirió por un decreto del gobernador. Esperamos que ese decreto se traduzca en el acceso efectivo y real, por eso vamos a seguir militando en las calles", concluyó.

Dejá tu comentario