Nacionales | Afip | Corte Suprema | Ricardo Echegaray

Desmienten a la AFIP en juicio Oil Combustibles

Ponen en crisis todos los pilares sobre los que se sostuvo la acusación de la AFIP contra el extitular del organismo recaudador Ricardo Echegaray y los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa

La pericia oficial realizada por contadores de la Corte Suprema que se incorporó al juicio oral por la supuesta defraudación de Oil Combustibles desmiente la acusación de la AFIP contra el extitular del organismo recaudador Ricardo Echegaray y los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa.

El monto del impuesto adeudado por el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) nunca fue de $8.000 millones.

Además, los expertos indicaron que a diciembre de 2015 no existía deuda exigible y que los planes de pago con los que se había financiado la firma estaban regularizados.

Destacaron que una serie de disposiciones del administrador federal Alberto Abad apenas asumió Cambiemos, generaron la caída de los planes de pago y ocasionaron que la deuda se tornara de imposible cumplimiento. Al día de hoy, con los activos de la empresa liquidados tras su quiebra, la AFIP todavía no consiguió cobrarse el dinero de los impuestos adeudados.

Los expertos Flavia Melzi por parte de la Corte junto a María Eleonora Feser y Natalia Zárate por el Ministerio Público Fiscal; Ezequiel Segura y Daniel Mogames (querella de AFIP), además de los representantes de la defensa Sergio Freidzon, Alfredo Barucca y Félix Rolando entregaron su informe el 17 de julio pasado. Contestaron 13 puntos de análisis pedidos por el TOF.

Señalaron que existió un único daño al fisco que fue producido por una incorrecta confección de un plan bajo el concepto de “ajuste de inspección” cuando no lo era y cuyo monto, solamente cuantificado por la diferencia en la tasa de interés aplicada, era inferior a los $2 millones.

Los peritos detectaron que AFIP en su demanda, ya cuando la empresa estaba en concurso de acreedores, pidió recuperar créditos por $6.891 millones. Una cifra inferior a la que el propio juez había acreditado por $6.947 millones. Pero fue la propia Oil la que reconoció una deuda de $7.067 millones al momento de pedir su concurso. La cuestión podría derivar en una mala praxis judicial por parte de los abogados del organismo recaudador.

Dejá tu comentario