Dengue
Nacionales | macrismo | Alberto Fernández | Ricardo Gil Lavedra | mail | política | presidenta

Despidieron a Eduardo Lázzari el vice de los intelectuales macristas vía zoom

La relación entre Fernández Meijide y su segundo Eduardo Lázzari se mantuvo tensa hasta que ayer la comisión directiva votó expulsarlo

Había encabezado la lista contraria a la de Graciela Fernández Meijde. Fue en marzo de 2019. Por primera vez en más de 10 años, se presentaban dos listas para competir por la conducción del Club Político Argentino.

La decisión ya evidenciaba un malestar al interior del grupo de intelectuales que se mostraba afín al macrismo. Al oficialismo, liderado por la ex ministra aliancista, no le simpatizó la jugada. El candidato díscolo era un historiador con perfil mediático: Eduardo Lázzari. Contaba con el apoyo del desarrollista Guillermo Ariza y del ex senador Pedro del Piero, entre otros.

Previsiblemente, la lista opositora perdió. Lázzari sacó 50 votos, contra los 100 obtenidos por la agrupación de Fernández Meijide y el politólogo Vicente Palermo. Por estatuto, a Lázzari le correspondió ocupar la vicepresidencia del CPA. La convivencia entre Fernández Meijide y su segundo se mantuvo tensa desde aquel momento. Para Lázzari y otros socios, la cercanía del club con el macrismo se había vuelto una suerte de simbiosis, impuesta de forma vertical por el oficialismo.

Anoche, la fricción tocó su punto más alto, cuando la comisión directiva del CPA votó expulsar al historiador. Lo hizo vía zoom. Se intensifica la pelea en el club de intelectuales macristas Con mayoría propia, la suerte de Lázzari estaba echada de antemano. De hecho, Fernández Meijide mandó un mail al foro poco antes de la votación, aclarando que su vice iba a contar con una instancia de apelación y derecho a defensa. La presidenta del CPA hizo esa salvedad, ante las objeciones por la inminente maniobra para correr al segundo del club.

Algunos de los intelectuales que cuestionaron el procedimiento fueron: los juristas Ricardo Gil Lavedra y Enrique Bianchi, el embajador Miguel Ángel Espeche Gil (quien le atribuyó a Fernández Meijide ejercer una “inadmisible policía de las ideas”), Pedro Del Piero, Oscar Sperling, Guillermo Ariza y Alejandro Peyrou. Lázzari planteó que se trató de una “venganza”.

Las imputaciones en su contra fueron tres: “haber facilitado a la prensa e-mails que pertenecen exclusivamente al CPA, sin consentimiento expreso o tácito de aquellos que los habían emitido”; “haber mentido con respecto a la actitud de la Sra. Graciela Fernández Meijide, presidenta del CPA, al afirmar que ella es la líder de una facción embarcada políticamente a nivel nacional”; y “haber desobedecido intencionalmente decisiones de la CD a la que él pertenece”.

En la primera acusación, Fernández Meijde no consiguió mayoría. En las dos restantes, sí. El punto que señalaba una supuesta filtración por parte de Lázzari se refería a un mensaje del ex secretario de Cultura, Pablo Avelluto, quien mandó “a la puta que te parió” al historiador.

Ocurrió el 30 de marzo, cuando en el foro se intercambiaban opiniones sobre la política comunicacional del gobierno frente a la pandemia. Tras un largo cruce sobre si los mensajes de Alberto Fernández eran pertinentes o populistas, “patriótico futboleros” o “patriótico bélicos”, Avelluto concluyó: “Es muy desafortunado que exista gente como Lazzari en este Foro. Por último, he decidido desafiar al Comité de Mediación de la institución. Lazzari, ándate a la puta que te parió". El mail del ex secretario de Cultura macrista fue difundido por Perfil.

Anoche, inmediatamente después de haber sido corrido del club, Lázzari apeló. Así, la exclusión del vicepresidente quedó en suspenso hasta que se reúna la asamblea con los 250 socios del CPA. Para ese encuentro todavía no hay fecha establecida. Pase lo que pase en esa asamblea, en el colectivo de intelectuales ya se instaló un clima incómodo, cargado de resentimientos y pases de factura.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario