Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | ADN | Fiscales | Femicidio

Detalles del asesinato de Julieta Del Pino

Cristian Romero, el hombre de 28 años detenido tras el femicidio de Julieta Del Pino en Berabevú, quedó imputado por el hecho y le dictaron prisión preventiva por el plazo de ley.

Lo dispuso la jueza Silvina Marinucci a raíz del pedido formulado por los fiscales Susana Pepino y Matías Merlo durante la audiencia realizada este lunes a la tarde en Melincué.

El imputado la estranguló y le causó la muerte por asfixia“, detalló la fiscal Pepino y aseguró que la víctima, de 19 años, “no ha tenido puñaladas ni heridas de armas de fuego“.

Aunque se esperan más pruebas, como los resultados de un ADN, la funcionaria judicial dijo que de acuerdo a los primeros datos el cuerpo de Julieta Del Pino “no tenía rastros físicos de abuso sexual“.

La fiscal dijo además que en la vivienda de Berabevú donde fue encontrado el cuerpo enterrado de la chica, “no se han encontrado drogas” como había circulado en una versión extraoficial.

A su turno, el fiscal Merlo dijo que en las últimas horas se desarrollaron tres procedimientos, con secuestro de “elementos que él (Romero) quería ocultar“. Además, sostuvo que todavía deben realizarse informes y producirse pruebas en una investigación que todavía continúa. Los fiscales confirmaron que durante la audiencia, el imputado “en ningún momento declaró“.

Los fiscales le atribuyeron a Cristian Romero la autoría del delito de homicidio agravado por el vínculo y por ser cometido en un contexto de violencia de género (femicidio). Detallaron que el delito investigado fue cometido entre los últimos instantes del viernes y los primeros minutos del sábado.

Alrededor de las 23:30, el imputado se trasladaba por las calles de Berabevú en un vehículo e interceptó a la víctima –con quien, según dijeron los fiscales, había mantenido una relación de pareja– en inmediaciones de Simón de Iriondo y pasaje Padre Galeano“, agregaron.

La versión expuesta por los funcionarios en la audiencia no coincide con lo planteado por los padres de Julieta, que negaron un vínculo entre la chica y el acusado por el femicidio.

Pepino y Merlo precisaron que “Julieta Del Pino fue llevada a la casa del hombre ubicada en calle Güemes al 300” en Berabevú.

En tal sentido, relataron que “una vez que estuvieron en la vivienda, el imputado la golpeó y le causó múltiples hematomas en el rostro. Luego la estranguló con sus manos y le causó la muerte por asfixia“.

Finalmente, la víctima fue arrastrada por el imputado hasta el fondo de la vivienda. Además, el hombre investigado ocultó el cadáver en un pozo. Luego le arrojó cal y tierra y lo tapó con una loza de cemento y un tanque de agua“, informaron los fiscales.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario