Distanciamiento 18 de junio 2020
Internacionales | Chile | Incendio

Devastadores incendios en Valparaíso

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, denunció este miércoles que "alguien quiere destruir" la ciudad, tras el último de una larga lista de incendios que ya afectó unas 150 viviendas.

"Alguien, ya sea una persona o grupos de personas, quiere ver destruido Valparaíso", consideró Sharp luego de participar en la reunión del comité de emergencia junto con el intendente regional, Jorge Martínez, y varios ministros del Gobierno chileno.

El fiscal del caso, Osvaldo Ossandón, confirmó que "existe una hipótesis fuerte de investigación que trata sobre la intencionalidad" del incendio. "Existen antecedentes", recordó.

El alcalde, luego de decretar la emergencia comunal, exigió "saber quiénes son, qué intenciones los llevan a actuar de esta forma y que paguen con el máximo grado que la ley (imponga) en este tipo de situaciones".

"Yo le digo a esa gente que los vamos a agarrar, vamos a llegar hasta las últimas consecuencias para esclarecer los hechos porque se puso en juego la vida de los vecinos de Valparaíso, se perdieron casas, se perdieron recuerdos", afirmó según la agencia DPA.

El incendio se desató este martes en una zona forestal, pero se extendió rápidamente a sectores poblados obligando a desalojar varias viviendas en plena Nochebuena. "Valparaíso no tuvo, ni ayer ni hoy, una feliz Navidad", consignó Sharp.

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, cifró en 150 las viviendas afectadas. Las autoridades municipales crearon un centro de acopio de agua, comida y otros insumos básicos en un colegio del centro de Valparaíso para las personas evacuadas, que fueron trasladadas a dos albergues.

En las últimas horas, las autoridades solicitaron la evacuación de Cuesta Colorada y La Isla a raíz de los incendios, que siguen avanzando. Aparentemente, los fuegos tuvieron un origen intencional, o así parece desprenderse de un video en manos de las autoridades.

Las llamas nacieron en los cerros de Rocuant y San Roque, en la parte alta de Valparaíso, y avanza raudamente desde una zona de pastizales y árboles hasta alcanzar poblaciones de casas de madera y lata.

Las zonas afectadas son de las más populosas y populares de Valparaíso, cuyos vecinos -que se preparaban para la noche de Navidad- debieron enfrentarse con las lenguas de fuego junto a 550 bomberos de 54 unidades de siete ciudades de la región. También trabajan 14 brigadas forestales civiles y militares y, desde el aire, cuatro aviones y 10 helicópteros, lanzan agua.

El presidente Piñera se expresó al respecto por twitter

Embed

Fuentes gubernamentales indicaron este miércoles que el fuego todavía no había sido controlado en las áreas forestales, y llamó a los damnificados a acercarse a los albergues disponibles en Valparaíso.

Embed

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario