de pie
Actualidad | Diego Maradona

Diego Maradona: más chats de Leopoldo Luque

En el marco de la investigación por la muerte de Diego Maradona, trascendieron más chats de su médico Leopoldo Luque.

A dos meses después de la muerte de Diego Maradona, se dieron a conocer los detalles del contenido de los teléfonos secuestrados al neurocirujano Leopoldo Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov, quienes están siendo investigados por un posible homicidio culposo a causa de negligencias u omisiones en su tratamiento.

En la investigación que se ha llevado adelante encontraron chats entre Luque y una persona de su confianza que, pocos días antes de la muerte del Diez, le comentaba en detalle cómo era el estado de salud de Maradona. Una de las conversaciones tiene fecha del 18 de noviembre, siete días antes del deceso del crack.

Allí, el neurocirujano le pregunta si había podido ver a Diego y su interlocutor le responde: “Hola Leo. Para atrás. En la cama hace 48 horas, ánimo ultra irritable. Domingo había estado impecable, era el Diego del 86. Agus (Cosachov, la psiquiatra) va a meterle más medicación para una bipolaridad, por lo visto viene por ahí… ciclador rápido”, se lee en los chat que dio a conocer Infobae.

Está misma persona continua el diálogo con un mensaje que en cualquier caso, menos en este, hubiese sido motivo de alarma: “También está muy hinchado”. Y el médico personal de Diego justificó: "Está hinchado porque está en decúbito (acostado). No le enviaría un médico. Necesita espacio".

Luque ignoró esos mensajes y Maradona continuó en la casa del Tigre y no fue trasladado a un sanatorio. Para colmo, y como si fuera poco, Jana Maradona le sugirió al médico llevarlo a un centro especializado para que lo puedan asistir mejor.

Sin embargo, Luque descartó por completo la sugerencia de Jana e incluso la insultó. "Jana es una pelotuda de mierda. Así nomas te lo digo. Quiere internarlo", le comentó el cirujano a su persona de confianza en uno de los chats. Y luego, disparó: "Diego los va a mandar a cagar a todos".

Pese al pedido y alerta de Jana para que internaran a su padre, Luque decidió que Maradona continuara en country. Para los fiscales, lo que pasaba allí era efectivamente una internación domiciliaria, una sumamente defectuosa, sin un llamador de cama a la vista, un desfibrilador, ni siquiera un tanque de oxígeno o suero. Por lo pronto, se espera que se defina la fecha del evento que será clave para determinar la imputación de homicidio culposo: la junta médica, a cargo de especialistas de la Asesoría Pericia de la Procuración, que serán los encargados de definir, junto a posibles peritos aportados por las partes, si Maradona sufrió efectivamente una mala praxis.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario