de pie
Deportes | Diego Schwartzman | tenis

Diego Schwartzman jugará el Argentina Open

Diego Schwartzman fue confirmado para jugar el Argentina Open, en Buenos Aires, desde el 27 de febrero al 7 de marzo.

Diego Schwartzman fue confirmado para el Argentina Open que se llevará a cabo del 27 de febrero al 7 de marzo en el Buenos Aires Lawn Tennis Club del barrio de Palermo.

Disputará el Torneo de Buenos Aires por undécima vez, siendo su mejor actuación la final del año 2019 cuando perdió ante el italiano Marco Cecchinato por 6-1 y 6-2. En esa misma edición también cayó en la final de dobles con el autríaco Dominic Thiem ante la pareja argentina Máximo González y Horacio Zeballos.

Schwartzman, semifinalista de Roland Garros en 2020, competirá previamente en el Abierto de tenis de Córdoba, parte del calendario ATP, que comenzará el 21 de febrero en el complejo deportivo Mario Alberto Kempes.

El Argentina Open 2021 también cuenta con otros dos eventos en paralelo como Pre-Qualy (del 2 al 6 de febrero) y Pre-Tournament (del 10 al 13 de febrero) que otorgarán una invitación (wild card) para el cuadro principal y la clasificación.

Los autoridades sanitarias ratificaron las medidas de aislamiento para los tenistas del Abierto de Australia que fueron considerados contactos estrechos de los casos positivos de coronavirus que se registraron en aviones llegados al país oceánico.

Los 72 jugadores y jugadoras que viajaron para participar del primer Grand Slam de la temporada deberán cumplir los 14 días de cuarentena y no tendrán "ningún régimen de favor", afirmaron las autoridades locales.

Los tenistas expresaron su malestar por la situación ya que deben permanecer en sus habitaciones de hotel y no pueden entrenarse de cara al inicio del torneo programado para el 8 de febrero.

En las últimas horas se detectaron dos casos más de viajeros que compartieron vuelo con los participantes del Abierto de Australia y en total ya son seis contagiados.

Por este motivo, Australia no permitirá flexibilizar las medidas sanitarias y todos los involucrados deberán cumplir con el protocolo de aislamiento.

"Aquí no hay ningún tratamiento de favor. El virus no trata a nadie de manera especial, por lo que nosotros tampoco", afirmó el primer ministro del Estado de Victoria, Daniel Andrews.

Los pedidos de los deportistas coinciden con la indignación de los ciudadanos australianos que no quieren que el evento termine en una ola de contagios que, a su vez, desencadenará nuevas restricciones para la población.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario