Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | ESI | Santa Fe

Donnet y Giustiniani celebran la media sanción a la ley provincial de ESI

La Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe dio media sanción a un proyecto de ley tendiente a implementar la educación sexual integral (ESI) en la provincia.

La Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe dio media sanción a un proyecto de ley tendiente a implementar la educación sexual integral (ESI) en la provincia, de acuerdo a lo estipulado por la ley 26.150 de Programa Nacional de Educación Sexual Integral.

El texto aprobado, largamente trabajado y debatido en la comisión de Educación, recogió los aportes propuestos por diferentes espacios políticos y demostró el amplio consenso sobre la necesidad de regular la educación sexual integral en Santa Fe.

La ESI fue desde siempre una prioridad para Igualdad. De hecho, Agustina Donnet y Rubén Giustiniani presentaron su propio proyecto, una norma de vanguardia elaborada desde perspectivas de género, de diversidad sexual y de derechos humanos que fue retomada casi en su totalidad y sin modificaciones para la elaboración del texto final. También incorporaron un capítulo específico sobre ESI en el proyecto de ley de Educación Provincial.

La propuesta de Igualdad, además, retomó las demandas de los colectivos que desde hace años se organizan por una ESI provincial. Agustina Donnet destacó esta lucha, fundamental para que niños, niñas y adolescentes puedan acceder a información confiable y científica para una toma de decisiones libres, conscientes y responsables sobre su sexualidad.

Además, durante la sesión de este jueves, la legisladora más joven en la hisoria de la provincia explicó que "la ESI establece a las identidades y subjetividades como una prioridad a atender por el Estado provincial".

"Esta media sanción es el mejor homenaje que podemos hacerle a las organizaciones, docentes y estudiantes que lucharon tanto por la educación sexual integral, porque estamos transitando la semana aniversario de la sanción de la ley nacional", añadió.

Son muchos los espacios feministas, disidentes y estudiantiles que, junto a estudiantes y docentes de toda la provincia, se preocupan cada día por garantizar el derecho a una educación sexual libre de barreras y de prejuicios basados en argumentos restrictivos y discriminatorios.

En tal marco, la ESI se presenta como una herramienta fundamental para que cada santafesino pueda exigir y defender sus derechos sexuales reproductivos y no reproductivos.

Por ello, Donnet remarcó que la media sanción "es un paso transcendental que no debe ser dado en vano, y es por eso que el Senado debe darle una sanción definitiva al proyecto".

Sobre el proyecto

La ley de ESI que obtuvo media sanción en Diputados postula la obligatoriedad de su enseñanza en los establecimientos educativos, públicos y privados, en todos sus niveles y modalidades.

Su implementación estará a cargo de una autoridad de aplicación nueva (la Dirección Provincial de Educación Sexual Integral), y se creará por ley el Programa Provincial de Educación Sexual Integral.

Estos espacios deberán trabajar los contenidos curriculares asegurando la transversalidad e interdisciplinariedad, y evitando caer en limitaciones propuestas por el llamado "ideario institucional".

Para garantizar su cumplimiento se deberá promover el involucramiento y articulación con las familias, los efectores de salud, gobiernos locales y organizaciones sociales. La Autoridad de Aplicación deberá además elaborar un Informe Anual de Seguimiento y Evaluación sobre la aplicación del programa.

En síntesis, la educación sexual integral está definida como el conjunto de actividades pedagógicas que articulan aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos, éticos y jurídicos, superando cualquier concepción reduccionista de tipo moralista, biologicista, genitalista o patologista.

Esta concepción es clave para garantizar determinados objetivos, entre los que se destaca:

* Incorporar saberes y habilidades para la toma de decisiones informadas, libres y conscientes relacionadas con la sexualidad.

* Promover conductas sexuales seguras, responsables y placenteras, libres de coacciones, intimidaciones y violencias.

* Procurar la igualdad de oportunidades, de trato y la no discriminación por razones de raza, etnia, orientación sexual, identidad de género, religión, ideología, o cualquier otra circunstancia que implique distinción o exclusión.

* Contribuir a mejorar las relaciones con familiares, entre compañeros y compañeras, con amistades, y parejas sexuales y/o afectivas.

* Prevenir los embarazos no deseados, la mortalidad materna por abortos inseguros, el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

* Contribuir a derribar mitos, creencias falsas, concepciones erróneas y prejuicios sobre la sexualidad.

* Asegurar el efectivo cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos, y el derecho a la información basada en el conocimiento científico.

Por todo ello, la ESI es una herramienta efectiva para erradicar el abuso sexual infantil y la violencia en el noviazgo, y para garantizar el respeto por la diversidad y la no discriminación, la igualdad entre los géneros y las orientaciones sexuales.

Implementar la ESI significa garantizar aspectos claves de cada persona como pertenencias culturales, identidades de género y orientaciones sexuales, entre otras.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario