Nacionales |

Durísimo diagnóstico de la industria nacional en la era Macri.02 de enero de 2018 (elintransigente)


 

A tres años de la asunción de Mauricio Macri en la presidencia de la Argentina, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) realizó un análisis de la delicada situación económica y social que atraviesa actualmente el país y desarrolla las perspectivas de 2019 para la industria nacional.

El durísimo diagnóstico presenta un esquema de funcionamiento básico que llevó a cabo el gobierno de Macri, entre los que se destacan las reglas de la concepción neoliberal, se desregula mercado cambiario, monetario y financiero y los mercados de bienes y servicios, explica el análisis.

También habla de un solo objetivo, que sería combatir la inflación, entendiéndola exclusivamente como un fenómeno monetario. Además, se establece una tasa de interés muy alta e instrumentos financieros de absorción de la moneda local –el peso-, en cuanto a los impactos el estudio de la CGERA tiene en cuenta la destrucción de la actividad productiva y la atracción de capitales especulativos de corto plazo.

Por otro lado, el informe de la CGERA sostuvo que el oficialismo acude al endeudamiento externo, luego al FMI y se responde con tasas más altas y mayor restricción monetaria y fiscal. La realización de ganancias financieras y otras fugas agudizan la restricción externa provocando devaluaciones que retroalimentan el proceso inflacionario, menciona.

Pero como si fuera poco, el Gobierno también pone el foco en el proceso de endeudamiento, ya que en 3 años de gestión emitió deuda de mercado por 170 mil millones de dólares. El 75 por ciento es deuda en dólares (127.500 mil U$S), más los 57.000 mil dólares acordados con el FMI, de los cuales ya se desembolsaron 20.700 mil billetes verdes.

En síntesis, en materia de endeudamiento el informe precisó que se ha emitido nueva deuda por casi 200 mil dólares. En tanto, el pago de intereses creció 523 por ciento y pasó de representar del 6,1 por ciento al 15,1 por ciento del gasto total.

Ante este escenario, la relación entre la deuda y el PBI se duplicó desde que Macri llegó a la Casa Rosada y  alcanzará al 87 por ciento en 2018. Por su parte, la próxima administración que asuma la presidencia deberá cancelar deuda por 162 mil millones de dólares. Cabe destacar que, dos tercios de estas obligaciones fueron generadas por las polémicas y cuestionadas políticas económicas de Cambiemos.

Como consecuencia de los números rojo de Macri, la situación de la industria nacional termina el 2018 con la destrucción de 62 mil puestos de trabajo industriales entre diciembre 2015 y diciembre 2017. En ese sentido, la CGERA destacó el aumento en la velocidad de la destrucción de empleo industrial durante el año pasado, que supera los 39 mil puestos de trabajo y hace que, en la comparación con el mes de septiembre de 2015 el mismo período en 2018, se visualice una destrucción del trabajo fabril que alcanza a los 107.300 puestos laborales.

Al finalizar el informe, la CGERA propone avanzar con una agenda de desarrollo industrial que fortalezca el mercado interno, preste atención a la política cambiaria, monetaria y fiscal, que estimule el desarrollo de la industria argentina.

También propone poner énfasis en políticas de fomento a la innovación tecnológica, a la modernización y al desarrollo de productos y procesos. Y plantea la necesidad de tomar medidas urgentes como ser, autorizar descuento del 75 por ciento al impuesto a los débitos y créditos bancarios a cuenta de tributos para aquellas compañías que no tienen el descuento del 100 por ciento.

Asimismo, que haya una compensación de los beneficios perdidos por la derogación del decreto 814/01 para las empresas del interior de la provincia de Buenos Aires y el resto interior del país. Piden que desde la AFIP haya una solicitud de moratoria impositiva a 60 meses para las empresas con actividad principal en el sector industrial, una reforma del plan de facilidades de pago permanente donde se aumente a 12 las cuotas vigentes para obligaciones impositivas, previsionales y aduaneras, aumentar la cantidad de planes de pago vigente a un mínimo de 8 planes.

Entre otras medidas urgentes, el informe también menciona la necesidad de eximir por el plazo de 6 meses a las empresas industriales de los sistemas de retención y percepción de impuestos nacionales y provinciales. Por último, plantea medidas para la Administración del Comercio, Energía, Financiamiento Productivo y Cargas laborales.
 

Dejá tu comentario