Nacionales | Buenos Aires | Justicia

El 32% de los niños sufre violencia familiar

Según información reunida por la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a cargo de Elena Highton de Nolasco, sobre casi 5.000 niños, niñas y adolescentes el 32% ha sufrido violencia familiar. La mayoría de ellos son menores de 10 años.

Por Doctor Hugo Lopez Carribero, especialista en Derecho Penal

Al momento de realizar la presentación entre los jóvenes y los especialistas, 15 de ellos (de entre 13 y 17 años) se encontraban cursando embarazos y se registró que 85 personas presentaban algún tipo de discapacidad.

Se determinó que entre las víctimas, un 10% fue abusada sexualmente, ocho de cada diez fueron niñas y adolescentes. También se confirmó que la violencia psicológica estuvo presente en casi todas las denuncias (más del 93%), seguida de la física (44%), la simbólica (36%), la económica (27%) y la ambiental (22%).

Según esta investigación, en cuanto al vínculo que existe entre la parte agresora y quien sufre de dicha agresión, fue mayoritariamente filial en todos los rangos de edad (80%), generalmente las personas agresoras fueron adultas de entre 22 y 59 años (93%), siete de cada diez, de sexo masculino.

Del total de los evaluados, se estableció que cinco de cada diez individuos afectados, cohabitan con sus agresores y que el 15% de las víctimas de 15 a 17 años poseían un vínculo de pareja con la persona denunciada.

Cabe destacar que todos los casos fueron derivados a la Justicia, el 81% fueron de ámbito penal. Asimismo, en la mayoría de las presentaciones se dio intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de Buenos Aires y, en los casos que lo requirieron, al sistema de salud.

La Oficina de Violencia Doméstica se encuentra ubicada en la calle Lavalle 1250, planta baja y ha permanecido abierta de manera ininterrumpida desde su creación en septiembre de 2008, todos los días del año, incluso fines de semana y feriados, durante las 24 horas. Esta modalidad garantiza el acceso a Justicia por parte de la población y brinda contención a quienes más lo necesitan y no tienen a quien recurrir, generando un vínculo de confianza, empatizándose con la situación de la víctima.

Es atendida por equipos interdisciplinarios conformados por profesionales de la abogacía, la psicología, la medicina y el trabajo social

Dejá tu comentario