Santa Fe |

El 70% de las viviendas de María Susana están anegadas. 14 de Diciembre de 2018 (Aire de Santa Fe)

El presidente comunal, Norberto Antici, brindó detalles de la situación que atraviesa la localidad tras el temporal.
 
María Susana es una de las localidades más afectadas por el temporal de lluvia, viento y granizo que se abatió sobre el centro provincial en la madrugada de este viernes. Gran parte de las viviendas -entre un 60 y un 70 por ciento- se encuentran con agua en su interior, y dos familias debieron ser evacuadas.
 
“La estamos pasando muy mal”, sostuvo el presidente comunal Norberto Antici en diálogo con Aire de Santa Fe. “Anoche llovió 200 mm. en una hora. En los últimos 15 días habíamos tenido lluvias de 300 o 400 mm., tal como sucedió en otras zonas de la provincia. Al estar todos los bajos repletos de agua y la tierra sin poder de absorción, estos 200 milímetros fueron un aluvión”, agregó.
 
De todos modos, el entrevistado aclaró que “la inundación no se produjo porque haya cedido la defensa, sino porque llovió demasiado en muy poco tiempo. En la defensa hubo una rotura hoy temprano, pero esto ya está solucionado”, explicó.
 
“Estamos muy complicados. Todo el pueblo está inundado, creo que hay apenas un par de calles sin agua. Protección Civil y Bomberos de la zona están trabajando desde hoy temprano para paliar la situación”, contó Antici, y precisó que durante el día Protección Civil puso a funcionar dos bombas que sacan un millón de litros por hora. Están ubicadas en la parte norte y en la parte oeste de la localidad y a medida que van sacando el agua, el panorama va mejorando.
 
El mandatario detalló que María Susana está “4 o 5 metros más abajo que las localidades vecinas”, por lo que es particularmente vulnerable a las inundaciones: “Con las obras que se han hecho en los últimos tres años bajo la gestión de Miguel Lifschitz ha mejorado un montón la situación, pero ante una lluvia como la de anoche nada alcanza”, afirmó.
 
El entrevistado dijo también que “si no llueve más, con las bombas sacando agua y las retroexcavadoras trabajando en los canales, durante el fin de semana va a mejorar mucho la situación“, aunque reconoció que la noche de este viernes será la más difícil para los 4 mil habitantes del pueblo: “La gente va a pasar la noche sin agua potable, sin electricidad y con agua dentro de las casas”, contó con preocupación.
 
Evacuados
Marcos Escajadillo, titular de Protección Civil de la Provincia, precisó que, si bien muchas viviendas se han visto afectadas por los anegamientos, sólo ha sido necesario evacuar a dos familias: alrededor de 16 personas en total. Las demás familias permanecen en sus casas, a pesar del agua.

Dejá tu comentario