Economía | Guido Sandleris | Davos | Devaluación | Dólar | Inflación

El BCRA define la estrategia para febrero

El mercado descuenta que el organismo dará a conocer hoy, o en su defecto mañana, su decisión de elevar el monto de compras diarias desde los u$s50 M actuales a u$s150

En los últimos días hubo arduas conversaciones dentro de la cúpula del Banco Central para definir el rumbo que tomará la política monetaria durante febrero, en un contexto en el cual el tipo de cambio está operando por debajo de la zona de no intervención, ayer definida entre $37,835 y $48,964.

Desde el mercado descuentan que hoy, o en su defecto mañana, se dará a conocer la decisión del organismo y esperan que el monto de las compras diarias aumente desde los u$s50 millones actuales, que por el momento no han tenido un gran impacto sobre la plaza cambiaria. De acuerdo con las estimaciones, la cifra podría regresar a los u$s150 millones pautados originalmente en el nuevo esquema de política.

La medida ya había sido anticipada por el presidente del BCRA, Guido Sandleris, durante su estadía en Davos, al señalar que se estaba analizando ampliar el cupo en la compra de divisas para darle un mayor margen al organismo en las intervenciones en la plaza cambiaria.

Vale recordar que en la última decisión del Comité de Política Monetaria (COPOM) se resolvió que si el tipo de cambio se ubicara por debajo de la zona de no intervención, que está creciendo a un ritmo del 2% mensual, la meta de la base monetaria se incrementará con compras diarias de dólares de hasta u$s50 millones mediante licitaciones del BCRA (se redujo el monto desde u$s150 millones), sin exceder el 2% de la meta en el acumulado del mes, algo que se pudo verificar a lo largo de enero. En el caso de que este se ubicase por encima de la zona, la meta se reduciría junto con ventas de hasta u$s150 millones realizadas por el organismo.

En las conversaciones con el organismo internacional del año pasado, el oficialismo también se comprometió a evitar que el tipo de cambio volviera a apreciarse, lo que explica por qué se impuso una franja de flotación que crece a un ritmo similar al de la inflación. Si bien el peso se ha apreciado en las últimas semanas, todavía sigue en niveles elevados, tras la devaluación de 2018. Y pese a las diversas compras del BCRA (van u$s510 millones en el mes) y las continuas bajas en las tasas de Leliq, el dólar mayorista ya lleva siete días consecutivos operando por debajo de la “zona”.

Un dato a tener en cuenta es que entre el martes y ayer, la tasa de las Leliq acumuló dos mermas seguidas que ascienden a 142,5 puntos básicos (ayer cerraron en 54,89%).

Dejá tu comentario