Economía | Coronavirus | Empleo | Argentina | Pobreza | Consumo | crisis | Estados Unidos | Salarios

El coronavirus generaría la pérdida de 25 millones de empleos en el mundo

La estimación fue hecha por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presume que por el coronavirus se perderán 25 millones de empleos en el mundo.

El organismo estima que el impacto por la pandemia será mucho peor que lo sucedido durante la gran crisis en 2008 con la "burbuja inmobiliaria en Estados Unidos" que "provocó la pérdida de 22 millones de empleos".

En diálogo con Cadena 3, el oficial de Comunicación e Información Pública de OIT Argentina, Pablo María Sorondo, aseguró "es muy claro que, además del aumento del desempleo, la crisis va a alcanzar a la calidad de los empleos. Esto va a afectar particularmente a jóvenes menores de 30, a trabajadores mayores de 55 años y a inmigrantes”.

De acuerdo al informe, el subempleo tendrá un aumento que significará reducción de horas de trabajo y de los salarios.

Asimismo, Sorondo expresó "para no quedarnos con el sabor amargo de este impacto, la OIT convoca a tomar medidas coordinadas de todos los países. La respuesta a esta crisis son medidas de gran escala coordinadas y que tengan como prioridad tanto proteger a las personas, como sostener empleos e ingresos. La OIT ofrece el diálogo social como herramienta para que gobernantes y referentes puedan diseñar respuestas”.

Desde la OIT plantearon dos hipótesis, una "prudente" y otra "extrema". La "prudente" evalúa que habrá un aumento del desempleo mundial de 5,3 millones, mientras que la "extrema" estima que la pérdida será de 24,7 millones a partir de un nivel de base de 188 millones en 2019.

En este sentido, la caída del empleo también impactará en los ingresos de los trabajadores, ya que tendrán pérdidas de entre 860.000 millones de dólares y 3,4 billones de dólares a finales de 2020.

En consecuencia, bajará el consumo de bienes y servicios, y habrá un incremento en la pobreza, ya que "la presión sobre los ingresos resultante de la disminución de la actividad económica tendrá un efecto devastador para los trabajadores que se encuentran cerca o por debajo del umbral de la pobreza”.

Además, el informe revela que podría haber entre 8,8 y 35 millones de personas más estarán en situación de pobreza laboral en todo el mundo.

Por su parte, el Director General de la OIT, Guy Ryder, señaló que "ya no se trata solo de una crisis sanitaria mundial, sino también de una importante crisis económica y del mercado laboral que está teniendo un enorme impacto en las personas".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario