Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | coronavirus | Estados Unidos | COVID-19

El coronavirus permanece en los ojos después de muertos

Un estudio de Estados Unidos demostró que el coronavirus permanece en los ojos de las personas fallecidas por la enfermedad.

Un estudio del Centro de Investigación de Banco de Ojos y Visión en Eversight de Ohio, Estados Unidos, demostró que el coronavirus permanece en los ojos de las personas muertas por la enfermedad.

A través de una serie de autopsias para evaluar el tejido ocular de 10 pacientes que dieron Covid-19 positivos después de su muerte, se encontró evidencia del genoma del SARS-CoV-2 en diferentes partes de los 20 ojos de los donantes.

Los especialistas que llevaron a cabo la investigación, se toparon con "prevalencia pequeña, pero notable de SARS-CoV-2 en tejidos oculares de donantes con Covid-19".

También se registró el virus en la conjuntiva, que es el tejido que recubre el interior de los párpados, y el vítreo, el líquido que llena el ojo. Este estudio podría ser de gran ayuda para los oftalmólogos, ya que implica una seguridad a la donación de tejido ocular y el trasplante de córnea.

Uno de los autores de la investigación, Onkar B. Sawant, dialogó con Newsweek y aseguró: "Nuestro principal motivador es garantizar tejido seguro para nuestros cirujanos y sus pacientes".

Asimismo, el experto también indicó: "Nuestro motivador secundario es uno que ha impulsado a toda la comunidad científica a realizar investigaciones sobre el SARS-CoV-2: este es un virus nuevo y todos estamos ansiosos por aprender todo lo que podamos sobre él para salvar y proteger vidas".

Por otra parte, en un podcast especial de la CNN, titulado como "Coronavirus: Hechos vs Ficción", el doctor y oncólogo peruano, Elmer Huerta, señaló que "el principal factor para tener riesgo de morir por COVID-19 es la edad. Por otro lado, los estudios señalan también que los hombres tienen el doble de riesgo de morir por coronavirus que las mujeres".

Para más información: Coronavirus: Sexo y edad, factores de riesgo predominantes

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario