Santa Fe | Diego Román | Ministerio de Seguridad | Ministerio Público de la Acusación

El cuerpo de Dieguito Román será sometido a una necropsia

La noticia fue confirmada por el abogado de la madre del niño de 12 años, Dionisio Ayala. Será el próximo lunes 23.

Después de meses de espera, el abogado de la madre de Dieguito Román confirmó la fecha para la nueva necropsia. Será el lunes 23 de septiembre a las 10, en la morgue judicial de la Nación.

A dos meses de la exhumación de los restos del niño, finalmente se analizará el cuerpo una vez más para determinar la causal de muerte.

Según explicó Dionisio Ayala, los resultados podrían demorar “un par de meses”. Sin embargo, confía en que coincidirán con los concluidos por el jefe del cuerpo médico forense de la provincia, Pascual Pimpinella.

A nosotros no nos parece que haya sido atacado por una jauría de perros, como dijo el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

En esta línea, Ayala explicó que solicitó un “anticipo jurisdiccional de prueba para que Pullaro declare de dónde sacó esa versión y qué estudios se hicieron para llegar a esa conclusión”.

Al mismo tiempo que remarcó la existencia de un “entorpecimiento total” y “falta de responsabilidad institucional” tanto del Ministerio Público de la Acusación (MPA) como del Ministerio de Seguridad. “A la familia y a la comunidad hay que darles una respuesta concreta”, agregó.

Aunque en un primer momento los indicios daban cuenta de un posible homicidio, la revisión de la autopsia deslizó la posibilidad de que, en realidad, la muerte del pequeño hubiera sido producto de un ataque de perros.

Esta última versión tiene como eje: que la autopsia reveló que las heridas en el cuerpo de Diego Román no tenían profundidad, por lo que no serían compatibles con un ataque de arma blanca; que se registran otros ataques perpetrados por perros en el mismo campo -incluso una de las víctimas debió ser hospitalizada-; y que los peritajes efectuados a perros de la zona permitieron determinar que los dientes de los mismos serían compatibles con las heridas del niño.

Dejá tu comentario