Internacionales |

El gobierno de Jair Bolsonaro envió un “ultimátum” a Nicolás Maduro. 05 de Enero de 2019 (Sin Mordaza)

La Argentina y otros 12 países no reconocerán el nuevo mandato del mandatario bolivariano. La respuesta de Caracas.
 
A cinco días de que Nicolás Maduro asuma su segundo periodo como presidente de Venezuela y tras el acuerdo del Grupo de Lima de no reconocer su investidura, el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, le envió un fuerte mensaje al mandatario bolivariano. “Es su oportunidad de que abandone el poder con un mínimo de dignidad”.
 
Se trató de una afirmación que no tardó en recibir una respuesta. Su par venezolano, Jorge Arreaza, aseguró que el mandatario electo en mayo de 2018 “no necesita la aprobación de ningún gobierno extranjero para tomar posesión”.
 
El canciller de Brasil expresó su deseo de que Maduro “tome conciencia de esa oportunidad” y entregue el poder a la Asamblea Nacional (parlamento) el próximo 10 de enero. En vez de asumir un nuevo mandato. Sus declaraciones se produjeron en una entrevista con el canal Globo. “Venezuela está siendo oprimida y destruida por una dictadura”. Agregó.
 
Araújo, que asumió su cargo este 1 de enero, debutó en la escena internacional en la reunión del Grupo de Lima. En un mensaje que difundió en sus redes sociales reveló que la propuesta de instar a Maduro a no asumir un nuevo mandato la presentó Brasil.
 
“La Declaración de Lima adoptó la propuesta brasileña instando a Maduro a no asumir su mandato ilegítimo el 10 de enero y entregar el poder a la Asamblea Nacional. Hasta que se realizan elecciones democráticas”. Escribió el canciller, quien apuntó que se trata de una “oportunidad histórica para redemocratizar a Venezuela”.
 
El Grupo, integrado por la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, aprobó el viernes. Con excepción de la delegación mexicana, una declaración en el que dejaron claro que no reconocerán un segundo mandato de Maduro.
 
La reacción desde Venezuela
El Gobierno venezolano calificó la declaración de “extravagante” y consideró que alienta “un golpe de Estado en Venezuela”.
 
Según un comunicado difundido por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, Venezuela “sabrá responder a la luz del principio de la reciprocidad a las sanciones que individualmente decida tomar cada Gobierno (del Grupo de Lima), en la proporción correspondiente (y) en el terreno que cada uno escoja”.
 
Arreaza insistió en que el próximo 10 de enero Maduro “tomará posesión legítima y constitucional de la Presidencia de la República” para el período 2019 y 2025. Por último, aseguró que así lo establece la Constitución por lo que no necesita la aprobación de ningún gobierno extranjero.

Dejá tu comentario