Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | gobierno nacional | teletrabajo | Boletín Oficial

El Gobierno oficializó la Ley de Teletrabajo

Este viernes, el Gobierno promulgó la Ley 27555 que comenzará a regir 90 días después de que termine el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El Gobierno nacional oficializó este viernes la Ley de regulación del Teletrabajo que comenzará a regir “luego de noventa (90) días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

La medida fue promulgada con su publicación en el Boletín Oficial bajo el decreto 673/2020, firmado por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

El régimen legal del contrato de teletrabajo está enmarcado en la ley 27.555 y, según explica en su artículo 1, busca "establecer los presupuestos legales mínimos para la regulación de la modalidad en aquellas actividades que, por su naturaleza y particulares características, lo permitan".

La norma se aplicará cuando la tarea a desempeñar “sea efectuada total o parcialmente en el domicilio de la persona que trabaja, o en lugares distintos al establecimiento o los establecimientos del empleador, mediante la utilización de tecnologías de la información y comunicación”.

Entre otras cuestiones,prevé que las personas que se encuentren dentro de esta modalidad “gozarán de los mismos derechos y obligaciones” que las que se desempeñan de forma presencial, por lo que “su remuneración no podrá ser inferior” a la que perciben quienes están en ese segundo grupo.

Por otra parte, “el empleador no podrá exigir a la persona que trabaja la realización de tareas, ni remitirle comunicaciones, por ningún medio, fuera de la jornada” y no podrá sancionarla si se desconecta fuera de su horario o “durante los periodos de licencias”.

La ley 27.555 detalla que cada empresa “debe proporcionar el equipamiento -hardware y software-, las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempeño de las tareas, y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o la compensación por la utilización de herramientas propias” del personal.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario