de pie
Nacionales | Corte Suprema | Alberto Fernández | Justicia | Miguel Ángel Pichetto | Ricardo Gil Lavedra

El Gobierno piensa en candidatos para la Corte

El peronismo y la oposición negocian un acuerdo para ampliar la Corte Suprema.

Se habla de que Miguel Ángel Pichetto (excandidato a vicepresidente de Mauricio Macri) y Ricardo Gil Lavedra (histórico dirigente radical) serían dos posibles nombres que se manejan en el PRO y la UCR para incorporar al máximo tribunal.

Así lo reveló al menos el portal La Política Online, que consignó que el oficialismo abrió un canal de negociación con el radicalismo y Mauricio Macri, y en ambas partes encontró muy buena predisposición a discutir la ampliación de la Corte, actualmente con cinco miembros. La información coincide con las versiones que hablan de una intención de Cristina Kirchner de acelerar a partir de febrero la definición del conflicto que arrastra con sectores de la Justicia.

El bosquejo parcial de la negociación indica que al radicalismo le habrían ofrecido dos asientos (Gil Lavedra es el principal constitucionalista del partido y su nombre ya es mencionado) y a Macri uno (al líder del PRO ya le cuentan como propio a Carlos Rosenkrantz). El ex presidente elegiría a Pichetto, que desde hace años sueña con recalar en la Corte.

La eventual designación de Pichetto no parece casual. El ex senador hace años que viene predicando, sin mucho éxito, sobre la necesidad de alcanzar un acuerdo marco entre las distintas fuerzas de la oposición y fue de los primeros en aplaudir la idea de Cristina, cuando lo propuso en una de sus cartas.

El radicalismo no vería con malos ojos conseguir representación en el máximo tribunal, aunque la interna no es sencilla. El mendocino Alfredo Cornejo, presidente del partido, rechaza el acuerdo. Quien sí empuja la negociación es el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

De acuerdo a las fuentes consultadas, en esta negociación el peronismo se habría reservado el nombramiento de dos miembros de los cinco que se sumarían al máximo tribunal. Claro está que falta mucho para definir como y quienes elegirían esos nombres en el amplio abanico del peronismo, aunque se descuenta que la opinión de Cristina Kirchner será determinante.

De cerrar un acuerdo de este tipo, al peronismo no le costaría aprobarlo en el Senado donde con la ayuda de algunos senadores de la oposición alcanzaría fácilmente los dos tercios. Suficientes para ampliar la Corte y nombrar a los nuevos integrantes. Si tiene el aval de una parte del bloque de la UCR y de Macri los podría designar con facilidad.

En la oposición, las versiones de la negociación alteraron al entorno de Larreta y Lilita Carrió. El jefe de Gobierno y la líder de la Coalición Cívica son los grandes ausentes del acuerdo, pero no tienen margen para bloquear una jugada de ese tipo en el Senado. Macri con la posibilidad de sumar otro juez a la Corte -ya tiene a Carlos Rosenkrantz- sumaría un poder institucional crítico, para condicionar a Larreta.

Las miradas del oficialismo están posadas sobre la Corte desde hace meses pero se agudizaron en los últimos días, especialmente tras el fallo que favoreció a de Bruglia y Bertuzzi y el que perjudicó a Amado Boudou. En el kirchnerismo además imaginan algún revés a Cristina en los recursos que presentó para ampliar las pericias en la causa Vialidad, una investigación que es clave para la vicepresidenta.

Sin embargo, en el oficialismo dicen que la negociación para ampliar la Corte no tiene nada que ver con esa resolución, que por otra parte en el máximo tribunal todavía está lejos de ser analizada, según dijeron fuentes del máximo tribunal.

«En la Justicia nosotros tenemos que meter mano, sin ninguna duda; meter mano quiere decir corregir cosas, institucionalmente hablando», avisó este domingo Alberto Fernández, que también habló de la idea de crear un Tribunal Supremo al estilo de España.

Este lunes el ex juez Eugenio Zaffaroni volvió a insistir con la ampliación de la Corte. «No hay ninguna República en que la estabilidad institucional quede en manos de tres personas. Eso sólo pasa aquí», declaró.

FUENTE: LPO
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario