de pie
Actualidad | teletrabajo | Marketing Digital | Tecnología

El marketing digital y el teletrabajo van de la mano

El teletrabajo y el marketing digital siempre se llevaron bien.

En los albores del siglo XXI, cuando el marketing digital despuntaba, las experiencias de trabajo remoto no eran tales. Era más bien que el empleado podía seguir trabajando desde la casa si estaba enfermo o si se iba de vacaciones. Es decir, el empleado tele trabajaba pero justo en los momentos en que estaba justificado que no trabajara.

Lo interesante, es que como sociedad evolucionamos en estos 20 años.

Lo paradójico es que la tecnología para hacerlo ya estaba casi lista hace 20 años.

Ciertamente, hoy en 2021 hay muchísimas más soluciones y todas pensadas para la empresa que está dispuesta a transformarse digitalmente; además, la mayoría de ellas permite integraciones nativas que agilizan el trabajo, lo hacen cada vez más eficiente y permiten reducir costos.

Del otro lado del mostrador, estas mismas apps o soluciones - muchas de ellas basadas en la nube - al haber sido concebidas pensando en el cliente, permiten implementar acciones de marketing inteligentes y automatizadas, haciendo que la comunicación entre las empresas y sus usuarios sea fluida y oportuna, ya no basada en un marketing de interrupción (propio de la publicidad tradicional). De esta manera aumenta drásticamente el alcance y la eficiencia comunicativa.

Las nuevas tecnologías, le permiten a los que trabajan en muchas áreas, pero específicamente a quienes trabajan en marketing, desarrollar sus actividades de manera remota.

La pandemia y el teletrabajo

La pandemia aceleró la instauración del teletrabajo como normalidad. Para algunos empleados, aquellos que se denominan “nómades” fue una bendición. Para otros, un poco más estructurados, acostumbrados a la vida corporativa fue y sigue siendo un pesar trabajar desde la casa.

Para las empresas en cambio, en los comienzos del 2020 el teletrabajo fue la salvación para poder seguir operando. Para unas pocas organizaciones que ya habían adoptado una cultura digital, significó el salto cualitativo para el que ya estaban preparados y al que estaban esperando que sucediera para el 2025.

Lo cierto es que después de un año de trabajar remotamente o con una mínima presencia en las oficinas, un gran porcentaje de empresas se replanteó varias cuestiones y arribó a las siguiente conclusiones:

  • Ya no se necesitan tantos metros cuadrados de oficina
  • El teletrabajo es válido y llegó para quedarse.
  • Los empleados – con la tecnología adecuada – pueden ser eficientes en la gestión diaria de los negocios.
  • La tercerización de servicios de marketing digital como los que ofrece Emolatina digital son válidos (Gestión de redes sociales, administración de campañas digitales, email marketing, etc.), pues se trata de tercerizar determinadas tareas por las que las organizaciones reciben reportes y van viendo la evolución de sus marcas. De más está decir que las videoconferencias se transformaron en las estrellas del 2020, pues permiten a las empresas seguir viendo que, del otro lado, siempre hay una persona profesional pensando en la marca.
  • Hoy se pueden contratar profesionales súper especializados en Marketing digital, sin importar dónde los profesionales se encuentran geográficamente. La agencia Emolatina digital desde sus redes sociales ofrece servicios a clientes no sólo en Argentina sino también en otros países de la región.
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario