Santa Fe | Rosario

El Mercado Agroecológico del Gallardo, en plena actividad

Desde el pasado viernes 3 de enero ya está habilitado el Mercado Agroecológico del Gallardo. Ubicado en calle San Lorenzo al 1900, de Rosario, en la vereda del museo Ángel Gallardo, huerteras y huerteros exhiben y venden verduras, hortalizas y aromáticas traídas directamente de quintas y huertas agroecológicas de la zona.

La iniciativa comenzó a instrumentarse con el objetivo de que la comunidad pueda acceder a hortalizas recién cosechadas y producidas sin agroquímicos, provenientes de huertas del Área Metropolitana de Rosario.

De martes a viernes, de 9 a 13.30, huerteras y huerteros radicados en el Área Metropolitana de Rosario ofrecen sus productos libres de agrotóxicos: diversas variedades de lechugas, rabanitos, rúcula, zucchinis, zapallitos verdes, cebolla de verdeo, zanahoria, tomates, brócoli, perejil y acelga.

Testimonios, a uno y otro lado del mostrador

Josefa y José, oriundos de Bolivia, integran una familia de tradición huertera. Llegaron al país hace muchos años y se dedicaron a la agricultura urbana. Ahora alquilan 4 hectáreas en la zona rural de Soldini.

La mujer relata con orgullo: “Somos parte del cinturón verde y cultivamos verduras libres de agrotóxicos, son mucho más sanas y ricas”. José agrega: “No podemos cosechar frutas porque lleva más tiempo, pero si tenemos una gran producción de verduras”.

El huertero, asimismo, señala que viene todas las semanas a ofrecer sus productos: “Estamos desde que comenzó el proyecto de vender verduras en la vereda del museo y esperamos que se puedan habilitar otros lugares, no únicamente para que nosotros vendamos lo nuestro sino para que más gente pueda acceder a estos productos sanos”.

Ariel, otro de los productores, cuenta que comenzó con el oficio hace más de 30 años, y que trabaja junto a dos de sus hijos en un predio de una hectárea y media, también ubicado en la zona rural de Soldini.

El huertero enfatiza: “Lo que producimos es sano, comenzamos haciendo esto para consumo propio, y después comenzamos a vender a otras personas. Ahora estamos acá y esperamos poder llegar a otros lugares”.

Entre las vecinas y vecinos que se acercan al Mercado Agroecológico del Gallardo, Marta brinda su opinión: “El color de las verduras, los olores de los tomates, del perejil, de la rúcula, son otra cosa, nada que ver con lo que compro habitualmente”.

La mujer, que es vecina de la zona, pasaba caminando y se sorprendió al ver la calidad y variedad de las verduras y hortalizas. Y acotó, decidida: “De ahora en más voy a venir acá, al menos dos veces por semana”.

Temas

Dejá tu comentario