Sabta Fe conectada
Actualidad | sacabollos

El método que quita bollos sin deteriorar la estética de tu auto

Granizo o golpe fuerte en el vehículo, es el momento para recurrir a un especialista es sacabollos que recupere de los daños producidos, sin afectar la pintura original del vehículo ni la forma inicial de la chapa.

Cuando la carrocería de un automóvil se ve impactada por la caída de granizo o un golpe fuerte, no hay tiempo que perder. Es el momento exacto para recurrir a un especialista es sacabollos que recupere de los daños producidos, sin afectar la pintura original del vehículo ni la forma inicial de la chapa, dando un acabado ideal, siempre que las condiciones iniciales de la abolladura lo permitan así.

En la actualidad, daños de distinto nivel en los vehículos son arreglados mediante del desabollado, sin tener que llegar a hacer presupuesto con un pintor o chapista. Claro, cuando la pintura original no presenta grandes desacoples ni la chapa sufra marcas, estiramientos o huellas irrecuperables.

Así, esta técnica de quitar bollos sin llegar a repintado es una tarea que realiza un varillero.

Un arte, que, en un taller experto, con las herramientas manuales justas y paciencia profesional, logra restablecer las condiciones iniciales del auto en menos tiempo y sin evidencia visual.

En lo específico, y previo diagnóstico del problema que presenta, qué tipo de auto es, la calidad de enchapado, y la dirección del impacto, se procede a utilizar la punta de una varilla de acero colocada sobre la abolladura y con el apoyo de un martillo adecuado, desabollador y temperatura elevada, ejerce presión con cuidado hasta que logra subir la chapa damnificada, de adentro hacia afuera, hasta volverla lisa. Cuando el daño es más localizado o grande, se puede recurrir a desmontar las piezas desde el exterior por método de tracción.

Como nos cuenta la gente de Nueva Delta, especializados en sacabollo, es el malestar número uno por el que los clientes recurren a la consulta, solicitando arreglos puntuales en diferentes partes del automóvil como capó o puertas, que no ... la pintura original ni desarmen la carrocería.

La opción más indicada cuando de economizar y a la vez mejorar la imagen del auto se trata, recurriendo a una asistencia experimentada. O cuando se pretende cambiar un modelo por otro y, lógicamente, las abolladuras disminuyen el aspecto estético y así su valor en el mercado de la reventa.

Sacar golpes del automóvil

Una demanda creciente en nuestro país, de todos los días, que permite volver a las calles y rutas en condiciones seguras y estéticas, haciendo desaparecer cualquier estropeo, sea por condiciones climáticas adversas o choques y roces, muy comunes en estacionamientos y colisiones menores, sin mayor esfuerzo que dejarlo no más de tres días a reparo.

De esta manera, la técnica tan tradicional como efectiva de taller de reparación, asegura respuesta eficiente y permanente, dejando la parte dañada como nueva en cuestión de horas. Un trabajo que por su calidad lo vale. Un tipo de arreglo que se ha vuelto un negocio favorable y accesible para particulares y empresas, que logran resultados operativos casi inmediatos.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario