de pie
Santa Fe | Ciudad de Santa Fe | dengue

El municipio capacita a promotores ambientales para prevenir el dengue

Se trata de integrantes de microempresas sociales de higiene urbana que se encuentran trabajando en 27 barrios de la ciudad. Esas personas, desde hace 7 meses, recogen la basura en lugares donde no puede ingresar el camión recolector. Esa cercanía con las vecinas y vecinos posibilita que la prevención sea más eficaz.

La Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe trabaja territorialmente para prevenir el dengue en los barrios de la ciudad. En tal sentido, entre el 11 y el 13 de noviembre se llevaron adelante las primeras capacitaciones con 60 vecinas y vecinos que trabajan en asociaciones y cuadrillas de higiene urbana en los barrios Pompeya, Cabal, Liceo Norte, Santa Marta, Alto Verde y San Agustín.

En total son 28 las microempresas sociales de higiene urbana que se encuentran trabajando en 27 barrios de la ciudad. “Lo que hacen estas cuadrillas es recolectar la basura en aquellos domicilios en los cuales el camión de residuos no puede acceder. Este accionar diario les da una cercanía a los integrantes de las cuadrillas con las vecinas y vecinos, que hace posible que la información sobre cómo prevenir el dengue llegue de una manera más eficiente”, dijo Anahí Montiel, subdirectora de Salud Animal municipal.

Mientras en noviembre se capacitó a una parte de las cuadrillas, durante el mes de diciembre se completarán las demás.

En el resto de los barrios se llevarán a cabo las tareas de concientización a partir de las redes barriales en el marco del Plan Integrar y desde las vecinales. Para lograr esta participación se prevé la programación de capacitaciones hacia las organizaciones y campañas de difusión y promoción desde las organizaciones hacia los vecinos.

Prácticas saludables

El objetivo de las capacitaciones es que las vecinas y vecinos pongan en práctica lo aprendido, primero en sus hogares y, posteriormente, lo repliquen a través del “boca en boca” a familiares y vecinos de las manzanas correspondientes a sus hogares y de las casas donde recogen los residuos. Estas capacitaciones también se realizarán en los merenderos y comedores barriales.

Con respecto a los ejes en los cuales se fundamentan las charlas entre profesionales de la salud del municipio e integrantes de las cuadrillas de higiene, se hace hincapié en las prácticas saludables para prevenir la proliferación de mosquitos que transmiten dengue, zika y chikungunya.

En ese sentido, se abordan las siguientes temáticas: mitos sobre dengue, zika y chikungunya; transmisión de enfermedades vectoriales; particularidades del mosquito aedes aegypti; y acciones para prevenir su proliferación.

Casos puntuales

Cabe señalar que estos encuentros con los vecinos posibilitaron detectar casos puntuales que se dan en ciertos sectores de la ciudad. En consonancia, uno de los aportes específicos fue que en San Agustín hay muy poca presión de agua, razón por la cual, las vecinas y vecinos acumulan agua en tachos. “Esto nos permitió dar cuenta de una característica específica a tener en cuenta en ese barrio para que en la concientización de boca en boca se difunda como tapar de manera hermética estos tachos”, indicó Juan Picatto, subdirector de Promoción de la Salud de la Municipalidad.

Asimismo, el funcionario destacó que durante las primeras capacitaciones las personas se “mostraron sumamente receptivas sobre nuestra primera propuesta respecto de identificar puntos críticos (chatarrerías, gomerías, acumuladores, etc). Y también se mostraron muy motivados con hacer el descacharrado en las manzanas del barrio”.

Otras acciones

Cabe recordar, que paralelamente, la Municipalidad lleva adelante acciones tendientes al monitoreo entomológico del vector aedes aegypti, mosquito transmisor de la enfermedad conocida como dengue. En este sentido, se continúa con el sistema de vigilancia que implica la colocación de sensores de oviposición (conocidas como ovitrampas) con el fin de determinar la actividad del vector.

Estos recipientes están colocados en viviendas particulares y ahora también se pretende sumarlos en vecinales, clubes y otras asociaciones e instituciones barriales. La intención es analizar los resultados para planificar acciones de trabajo preventivo, cuyo objetivo es controlar la aparición de casos.

Este trabajo del monitoreo se realiza en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y las acciones que deben realizar cada una de las partes están reguladas a través de un Convenio de Cooperación y Asistencia Técnica.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario