Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | ciudad de Santa Fe | Costanera Este

El municipio reanudó la limpieza de la Costanera

Este miércoles se reiniciaron las tareas que se extenderán durante toda la semana. A partir de ahora se concretarán revisiones periódicas para llegar a la temporada estival en óptimas condiciones.

La Municipalidad de la ciudad de Santa Fe retomó los trabajos de limpieza en la Costanera de la capital provincial. Este miércoles, las tareas se iniciaron en el área oeste, en una zona delimitada por “El Quincho de Chiquito” y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), en primera instancia, y continuaron entre la UTN y El Faro.

El cronograma establecido estipula que el jueves se completará la actividad en la Costanera Este, desde el parador Piedras Blancas hasta el Paseo Néstor Kirchner, inicialmente, y continuarán desde ese mismo punto hasta barrio El Pozo. El viernes finalizará el trabajo en el tramo que va desde El Faro al Puente Colgante, y desde “El Quincho de Chiquito” hasta la sede del gremio Luz y Fuerza, en el extremo norte.

La cuadrilla de la Secretaría de Ambiente municipal se compone de seis barredores practicantes, dedicados a la limpieza de paseos y espacios verdes, a los que se suman dos supervisores. Ese equipo, conseguirá completar el trabajo en tres días.

El secretario de Ambiente, Edgardo Seguro, detalló que desde el fin de la temporada estival, cada dos semanas se concreta una revisión de la zona de playas para conocer el estado en que se encuentra. De este modo, la observación periódica permite detectar cuándo es necesario implementar una limpieza a fondo.

En ese marco, hace 15 días se efectuó una revisión en conjunto entre voluntarios, el Ministerio de Ambiente de la provincia y la propia Municipalidad, que aportó las planillas con la información correspondiente a cada uno de los sectores, para determinar efectivamente cómo se encontraba cada uno.

Actualmente, debido a la etapa de distanciamiento social en que se ubica la ciudad de Santa Fe, en el marco de la pandemia de CVID-19, la concurrencia de los vecinos y las vecinas es escasa o nula. A ello se suma el inicio del período de bajas temperaturas, que reduce aún más la afluencia de personas.

Por lo expuesto, Seguro argumentó que solo se detectaron algunos sectores con poca basura. “Encontramos residuos en pequeñas cantidades: tapas, bolsas o alguna botella pero muy poco”, afirmó.

Por último, agregó que “la idea es hacer una revisión semanal para mantener esto y que no signifique un gran esfuerzo cuando llegue la temporada estival”. Según dijo, las ventajas que otorgan la escasa circulación de gente y la bajante del agua de la laguna, “dejan todo muy visible para ir limpiando”.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario