Santa Fe | Rosario | inflación | TGI | Pablo Javkin | crisis | Honda | Indec | Los Pumitas

El municipio de Rosario presentó un presupuesto austero

Fue dado a conocer en el Concejo Municipal por el secretario de Hacienda, Diego Gómez, el proyecto plantea se use como techo para la actualización de las tasas al índice de la inflación nacional.

El secretario de Hacienda de la Municipalidad de Rosario, Diego Gómez, presentó esta tarde en el Salón de los Acuerdos del Palacio Vasallo, el presupuesto 2020 que incluye, entre otros puntos, el aumento de la Tasa General de Inmuebles (TGI) con un tope marcado por el índice de inflación nacional, que superaría el 50%, la emisión de letras por 500 millones de pesos y casi el 60 por ciento del presupuesto destinado a partidas sociales.

El proyecto contempla una inversión de más de 9 mil millones de pesos para la ejecución de obras en distintos barrios de la ciudad; una moratoria y plan de facilidades de la TGI y un amplio recorte de gastos en diversas áreas.

Asimismo, propone invertir más de $9.000 millones en obras clave para la ciudad (tanto con financiamiento municipal como provincial) como apertura de calles, urbanización de barrios carenciados, accesibilidad, y obras de necesidad imperiosa en los barrios: Villa Banana y San Francisquito, La Palmera, Toba, Empalme y Los Pumitas, Rouillón y Seguí, Las Flores, Fuerte Apache, 7 de Septiembre y Vía Honda.

El texto contempla también una moratoria para la Tasa General de Inmuebles (TGI), Derecho de Registro e Inspección (DReI), tarifa de residuos y patentes. El plan ofrece una quita del 50% en intereses resarcitorios para quienes paguen al contado y facilidades de hasta 60 cuotas.

También contempla un plan similar de moratoria para saldar deudas contraídas por contravenciones leves. De este modo, se permitiría a los vecinos saldar deudas generadas durante la crisis económica que atraviesa la ciudad y el país.

Será un presupuesto austero, donde casi el 60 por ciento tiene que ver con las partidas de destino social.

El proyecto de presupuesto prevé asignar el 57% de las partidas destinadas a gastos sociales, dentro de los que se encuentran servicios de salud, educación, vivienda, género, espacio público, cultura, etc. También contempla aumentar los fondos asignados al área de Control Urbano y al mantenimiento.

Hoy, Gómez planteó que la tasa deberá tener una "actualización". "Lo que se plantea es una actualización por la inflación. La TGI quedó muy desactualizada y a duras penas cubre el 48 por ciento del alumbrado, barrido y limpieza. El último año prácticamente no tuvo actualización. Lo que se plantea es actualizar por la tasa de actualización del Indec", comentó luego de la presentación del presupuesto.

El titular de Hacienda, en diálogo con La Capital, explicó luego que la boleta de la TGI de "enero y febrero ya fue emitida. Sí va a haber un reajuste y tendría que ver el número de cómo impactaría en la distribución del año. En el primer trimestre sería actualizada por la tasa de inflación de 2019. Estamos hablando de una cifra cercana al 50 y pico por ciento, que fue la variación de costos que tuvo durante todo el año. Eso se traslada a partir de la emisión de la boleta de marzo".

A su vez, se da un plazo de más de 60 meses para recomponer el desfasaje que se acumuló entre el costo del servicio que la TGI brinda (alumbrado, barrido, limpieza y mantenimiento) y el que actualmente cubre. También propone una bonificación equivalente a un período para los vecinos que adhieran a débito directo y boleta digital durante 2020.

En cuanto al precio del boleto rosarino, Gómez explicó que el presupuesto no contempla la inclusión de la potestad del intendente Pablo Javkin para aumentar el precio del boleto hasta un 90 por ciento de lo que determinará el estudio de costos y explicó que "eso se hará a través de un proyecto de ordenanza que será tratado por el Concejo". Con ello quedarán habilitados cuatro aumentos en el año, en los meses de febrero, mayo, agosto y noviembre.

En el texto se detalla que la administración recibió las arcas con un déficit de alrededor de 4.000 millones de pesos y que prevé bajarlo a menos de un tercio, unos $1.700 millones, durante 2020 (incluyendo las fuentes financieras).

En los considerandos plantea que actualmente el 11% del presupuesto municipal se destina al pago de la deuda pública.

Dejá tu comentario