Sabta Fe conectada
Nacionales | Buenos Aires | Cambiemos | Coparticipación

El PRO criticó el aumento de la coparticipación a Buenos Aires

El PRO considera que hacerlo ahora está fuera de la constitución nacional aunque el ex presidente Macri usó el mismo instrumento para subir la coparticipación

El Consejo Nacional del PRO consideró hoy "inconstitucional, injusta y prepotente" la decisión del Gobierno nacional de restar un punto de la coparticipación adicional que desde 2016 y por un decreto de la gestión de Cambiemos recibe la Ciudad, y sostuvo que la medida "envía una pésima señal para la convivencia política y democrática en la Argentina".

"Lamentamos esta situación. Seremos firmes en la defensa de los derechos del Gobierno de la Ciudad y de sus habitantes. Y, como siempre, apostaremos a solucionar las diferencias a través del respeto a la ley y las instituciones, que es la única manera de procesar nuestros conflictos en democracia", señaló el partido en un comunicado difundido esta mañana.

En el documento de ocho párrafos, el PRO criticó diferentes aspectos de la decisión del Gobierno nacional de destinar a la provincia de Buenos Aires un punto de la coparticipación adicional que en 2016 se había dispuesto en favor de la ciudad de Buenos Aires, para direccionarlo ahora a un plan de fortalecimiento fiscal en el distrito bonaerense.

Embed

Para el PRO, la medida "es injusta porque aquel aumento de la coparticipación se hizo para que la Ciudad asumiera la transferencia de la Policía Federal, establecida por la Constitución Nacional y demorada más de 20 años". "También es injusta porque inevitablemente debilitará los sistemas de salud, educación y seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, que prestan servicios no sólo a los porteños sino también a millones de bonaerenses y otros argentinos", se añadió.

"El Gobierno Nacional no le está quitando esa plata al Gobierno porteño: se lo está quitando a millones de argentinos", señaló la nota.

El partido sostuvo además que "la medida es prepotente porque fue unilateral e inconsulta" y representa "una pésima señal política porque clausura el diálogo que, aun en los momentos difíciles como los que estamos viviendo, en medio de una crisis sanitaria y económica, siempre debe mantener el gobierno con la oposición".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario