Opinión |

Elecciones y medios: operaciones políticas y un gran concurso de mentiras. 09 de octubre de 2017 (Rico al Cuadrado – DERF)

Un consejo: no se envenene frente al televisor, no consuma basura ni digiera la mentira, mucho menos se pelee con sus familiares o sus amigos: lo que le digan en los medios masivos de radio y TV de aquí hasta el 22 de octubre va a formar parte de operaciones pagas.

Hay momentos en que me pregunto si no hay que desensillar y esperar a que aclare. Me refiero al laburo que uno hace, que es el periodismo.

Ante el sólo hecho de hacer zapping o de cambiar de dial, se siente un poco de vergüenza ajena por laburar de periodista. No hay que ser un avezado radioescucha o televidente para advertir el gran concurso de mentiras, la basura que hay hoy en la profesión.

La gente que debería informar, se monta en una campaña política como si ellos fueran los protagonistas. Uno viejo conocedor del oficio, sabe que esto tiene que ver algo con convicciones pero mucho, realmente mucho con “me salvo y seguimos”.

Estamos a dos semanas de elegir algo que tampoco va a cambiar de manera muy importante su vida. Son solamente señales que uno da. Las elecciones intermedias por lo general son aprobar o desaprobar una gestión.

No va a cambiar mucho. Tampoco importa si el que gana lo hace por 35%, 36% o 38%, después total se dice que el resto, un más de 60% no está de acuerdo con ese candidato. Le doy un consejo, es un buen momento para escuchar Los Palmeras. Lo que le puedan decir de aquí en adelante va a formar parte de operaciones pagas.

Otro consejo. Sigo viendo mucha gente que se envenena frente a un televisor. Come la basura que le dan y digiere la mentira -Casanello no pasó por Casa Rosada y la operación duró 8 o 10 meses-. Y ahora se viene la gran mentira, la falta envido de las mentiras. La van a echar en los próximos días. Le van a faltar el respeto. Usted ya sabe. No se caliente. No se pelee con sus familiares o amigos.

 

*Antonio Rico en “Rico al Cuadrado”, lunes 09 de octubre de 2017.

Dejá tu comentario