empresarios | precios | acuerdo

Gobierno y empresarios no llegan a un acuerdo

Empresarios se niegan a un acuerdo y el Gobierno aplicaría Precios Máximos por medio de un DNU que replique el programa Precios Máximos, que funcionó en 2020

El Gobierno y los empresarios de consumo masivo no logran ponerse de acuerdo y la negociación por la nueva lista de precios consensuados hasta fin de año se estanca. El esquema que propone la Secretaría de Comercio Interior incluye como máximo unos 1.650 productos, aunque el número final podría diferir.

Durante las primeras horas del martes, la Secretaría de Comercio Interior y las compañías principales del sector de alimentos y de limpieza, que conforman la mayor parte de la canasta de consumo masivo, volverán a comunicarse para intentar consensuar un listado definitivo que retrotraiga los precios a los valores del 1 de octubre, pero la previa no es muy alentadora. De no haber un entendimiento, se espera que el Gobierno avance hacia un DNU que replique el programa Precios Máximos, que funcionó en 2020.

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios de Argentina (COPAL), que lidera Daniel Funes de Rioja, emitió un comunicado en el que puso en duda "las condiciones" para alcanzar un acuerdo de precios. La entidad ratificó su “voluntad de colaboración y diálogo para el acuerdo”, pero aclaró que en la convocatoria realizada por la Secretaria de Comercio Interior “no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios”.

“A pesar del esfuerzo realizado por las empresas en enviar sus propuestas de participación, las mismas no fueron tenidas en cuenta, así como tampoco fue considerado el pedido de generar un espacio de intercambio en lo inmediato, que permita clarificar las realidades y posibilidades de los distintos sectores y encontrar en conjunto un acuerdo sostenible”, destacaron desde la entidad.

La COPAL también destacó que los datos del INDEC evidencian que no es la Industria de Alimentos y Bebidas (IAB) quien tracciona mayoritariamente en la inflación general. "Muestra de ello es que el IPC de septiembre se incrementó un 3,5%, mientras que el IPC de alimentos y bebidas lo hizo por debajo de esta cifra, alcanzando un 2,9%", apuntó el comunicado.

“El argumento de que la inflación se aceleró por los aumentos de la categoría de productos de alimentos y bebidas pierde sentido ya que existen otras divisiones cuyos precios crecen por encima del Índice IAB y del Índice General”, afirmó Funes de Rioja., que en este sentido criticó "la amenaza de la aplicación de la Ley de Abastecimiento y las manifestaciones sobre codicia".

Por último la entidad reiteró su disposición al diálogo e insistió en que "las políticas de congelamiento de precios no logran resolver los desequilibrios macroeconómicos que dan origen a la inflación".

L

Vegetarianos

Dejá tu comentario