Internacionales | Bolivia | Evo Morales | Organización de Estados Americanos | Elecciones | México

Evo Morales: "La OEA no está al servicio de los latinoamericanos"

El ex mandatario boliviano se amparó de las denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre y le demandó a las Fuerzas Armadas que detengan los ataques al pueblo.

Albergado en México, el destituido presidente de Bolivia, Evo Morales, narró cómo se armó el golpe de Estado y reprochó el informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"La parte más importante dice que el MAS de Evo ganó, pero que no estaban seguros si en primera vuelta. Entonces, deberían haber dicho que había segunda vuelta, y no llamar a nuevas elecciones", expresó Morales en conferencia de prensa.

Por esta situación, el ex mandatario alegó que el organismo no está al servicio de los pueblos latinoamericanos, sino de EEUU. "Habría que cambiarle el nombre a Organización de los Estados del Norte", aseguró.

En su disertación el expresidente además se defendió de las imputaciones de fraude en las elecciones del 20 de octubre. "Nunca he pedido a las autoridades que hicieran algo ilegal", declaró.

Morales además se refirió a su dimisión, y aseveró que se debió a los diversos actos de violencia que se dieron el día anterior, entre los que denunció la quema de la casa de su hermano y de varios de sus gobernadores, además de amenazas de muerte a múltiples funcionarios. "Ahora que renunciamos, paren. ¿Por qué siguen con la violencia?", preguntó.

También denunció que durante las movilizaciones convocadas por partidos opositores en su contra el día 21 de octubre se quemaron tribunales departamentales y actas de escrutinio en Potosí, Sucre y Pando. "Hubo fraude, fraude, fraude", manifestó.

"Hemos convocado al diálogo. Incluso aceptamos desconocer el resultado cuando ganamos en primera vuelta", dijo Morales.

Por otro lado, agregó que la falla mecánica que tuvo el helicóptero en el que viajaba a principios de noviembre "no fue casual". "Quiero que se investigue", afirmó.

Como ya dijo el martes tras llegada al aeropuerto de México, el político destacó que su gran delito "es ser indígena". "No podía entender cómo mis comandantes pudieron tener esa deslealtad. Eso confirma que mi gran delito es ser indígena", subrayó. Además les pidió que no se manchen con la sangre del pueblo", añadió.

También puedes leer: Jeanine Añez se autoproclamó presidenta de Bolivia

También puedes leer: Evo Morales rechazó la autoproclamación de Añez

También puedes leer: Cristina Kirchner no reconoce a Áñez como presidenta de Bolivia

También puedes leer: Por el momento el Gobierno no reconocerá a Áñez como presidenta de Bolivia

Dejá tu comentario