Actualidad | Buenos Aires | Mala Praxis

Falleció la jubilada a la que le amputaron la pierna equivocada

Magdalena Leguizamón sufrió un paro cardíaco. Su caso tomó relevancia recientemente, cuando fue víctima de una mala praxis en el Nuevo Sanatorio Berazategui

Magdalena Leguizamón, la jubilada a la que le habían amputado la pierna equivocada hace dos semanas, murió anoche luego de descompensarse en el Sanatorio Güemes de la Ciudad de Buenos Aires.

La mujer de 66 años se encontraba inestable y habría sufrido un paro cardíaco. Se debe determinar si esa operación pudo haber provocado este desenlace.

A fines de julio, Leguizamón fue trasladada en ambulancia a la clínica Ceni, de Quilmes, donde concurría a hacerse hemodiálisis, por su cuadro de diabetes, y detectaron que un pie no estaba en buen estado. Entonces concurrió al sanatorio asignado por la obra social, donde quedó internada.

Tras amputarle el cuarto dedo del pie derecho, el cuadro se complicó y los médicos decidieron avanzar con la pierna hasta la rodilla para controlar la necrosis. En esa segunda intervención, se le amputó la pierna izquierda, en vez de la derecha, como se había informado a la paciente y los familiares.

La fiscal Karina Santolin, a cargo de la UFI Nº 7, caratuló la causa como lesiones culposas. Por el hecho están imputados el traumatólogo Gonzalo Cardoza y el cirujano Rafael Marino Rico.

A partir de lo que pasó con Magdalena, se destaparon otras 11 denuncias por mala praxis contra la clínica de Berazategui.

Dejá tu comentario