Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | laboratorios | ibuprofeno inhalado | Santa Fe

Farmacéuticos de Santa Fe, Santo Tomé y Rafaela elaboran iburpofeno sódico

Advirtieron que no es de venta libre y sólo se utiliza bajo prescripción médica y con diagnóstico de Covid. En la ciudad de Santa Fe son tres las farmacias que lo elaboran

Farmacias de Santa Fe, Santo Tomé y Rafaela producen en sus laboratorios -para entregar de forma gratuita- el ibuprofeno nebulizable, también conocido como iburpofeno sódico o ibuprofenato.

La fórmula fue habilitada por el Gobierno de la Provincia el pasado 17 de septiembre, mediante la resolución 654 del Ministerio de Salud.

Leer mas: Ibuprofeno inhalado: farmacias de la ciudad lo donan a pacientes con prescripción médica

Somos un grupo de farmacéuticos que lo estamos haciendo; en Santa Fe también. Lo hacemos en forma gratuita. Lo único que exigimos es la receta médica y el diagnóstico de COVID.

En este sentido, el farmacéutico de Rafaela, Héctor Mainero, aclaró que “hay laboratorios que lo vendían desde antes, otros lo utilizábamos para otras finalidades. A partir que el bioquímico Beltramo lo empieza a utilizar para nebulizar, este grupo de preparadores que formamos y que estamos conectados a través de todo el país, empezamos a ver qué posibilidades había de hacerlo, la pudimos sintetizar y la empezamos a hacer y dársela a quién necesitaba".

Mainero, mencionó quienes elaboran el ibuprofenato de sodio en Santa Fe: “La farmacia Vignolo en avenida General Paz; Peiró en avenida Facundo Zuviría; Asinari en Crespo al 2800. En Santo Tomé está la farmacia Cirelli que la hace y da gratuitamente a quien lo necesita”, detalló.

“Es un preparado magistral, es totalmente lícito. Nosotros creímos conveniente empezarlo a hacer y dársela a los pacientes. Lo que se hizo fue acelerar el proceso, para que el paciente se pueda juntar con el ibuprofenato de sodio y poder actuar con mayor celeridad”, expresó. A su vez, recordó que lo elaboró por primera vez el 8 de septiembre y su primer pedido fue de Casilda.

Mainero, relató que son una cadena de farmacias que fabrican lo que se denomina “medicamentos huérfanos”, porque “no están en el mercado, los laboratorios no lo hacen. Muchas veces porque la droga es muy inestable y no soporta mucho tiempo antes de ser usada; otras veces son muy pocos los pacientes que hay y otras veces porque no le es redituable al laboratorio”.

Según el farmacéutico, las versiones por parte de los médicos y los pacientes son buenas respecto a sus resultados. “Cuanto antes se pueda empezar a dar, es mejor. Mis colegas de Santa Fe tienen buen stock para abastecer en estos momentos a los enfermos de COVID-19 y alrededores”, enfatizó.

En relación a la utilización del medicamento, Mainero recordó que en la Provincia “contamos con una resolución ministerial que avala el uso del ibuprofenato, pero al no estar en los protocolos de uso, es opcional y eso queda a criterio médico -algunos no quieren usarlo hasta que haya más evidencia, por ejemplo-“.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario