Nacionales | Alberto Fernández | Buenos Aires | Cambiemos | Coparticipación | Gobierno de la ciudad | Casa de Gobierno | Consumo | macrismo | Mauricio Macri | Mercado interno | Poder Ejecutivo | Policía Federal

Fernández negó que haya un enfrentamiento con el gobierno de la ciudad 

Horas después de que la Casa Rosada difundiera que la disminución de la coparticipación que recibe la ciudad de Buenos Aires podría ser de al menos un punto. 

"Está todo bien con la ciudad, estamos conversando. No sé por qué la noticia se difundió de ese modo. Estamos hablando. Todos saben que tenemos que ajustar y ordenar cuentas, ya lo hablé con el jefe de gobierno porteño. Rodríguez Larreta lo entiende y vamos a trabajar juntos, no hay porque sobresaltarse", dijo Alberto Fernández hoy a los medios acreditados en la Casa de Gobierno.

El jefe del Estado explicó que la Capital, distrito que gobierna el macrismo, "es el único que se llevó coparticipación secundaria, una parte que le corresponde a la Nación". Y agregó: "Ninguna otra provincia se llevó eso".

Pese a las diferencias políticas, Fernández descartó que la posibilidad de rebajar el dinero que recibe la ciudad se trate de una cuestión relacionada con que Rodríguez Larreta es uno de los referentes de Pro. "No tiene que ver con una cuestión política, eso es absolutamente falso. Nosotros tratamos de poner en orden las cuentas del Estado nacional, que han quedado bastante desordenadas y una de las causas de ese desorden fue lo que la Nación le cedió a la ciudad por su propia voluntad", manifestó el mandatario.

La disminución de la coparticipación podría ser de al menos un punto, lo que equivale a más de 30.000 millones de pesos. La decisión de Fernández apunta a retrotraer, cuatro años después, una parte del aumento que dispuso Mauricio Macri en enero 2016 con el argumento de que debía financiarse la creación de la policía porteña y absorber el costo del traspaso de la Federal.

"Esa es la discusión, por el traspaso de la Policía Federal, pero la vamos a resolver. Es algo que tenemos que conversar, pero estoy seguro que lo vamos a resolver", expresó, el presidente.

En ese entonces, el gobierno de Cambiemos resolvió que el porcentaje que recibe la ciudad pasara de 1,4 por ciento a 3,75 por ciento sobre el total de recursos que se distribuyen entre las provincias.

Cuando se cumple un mes de su arribo al Poder Ejecutivo, Fernández dijo que el balance "es positivo". Y añadió: "Hemos logrado tranquilizar la economía y hemos puesto en marcha algunos proyectos que ponen en marcha la recuperación del trabajo y la inversión. Hemos logrado los objetivos que nos propusimos".

"Estoy contento porque lo que dijimos lo cumplimos. El orden y las cuentas del Estado no las van a pagar los que menos tienen. Y les pido a los que tienen que hacer el aporte que no se enojen, que entiendan en la situación que estamos. Hubiéramos querido no pedirles tanto, pero la situación es así", señaló el mandatario.

En este punto, el presidente negó que las medidas económicas que implementó en los primeros días de su gobierno afecten a la Clase media: "Cuando vean cómo se reactiva la economía porque los sectores más bajos empiezan a consumir van a ser los más beneficiados. Mover el mercado interno es central. Si el consumo se cae, la producción se cae".

Dejá tu comentario