Opinión | Antonio Rico | Alberto Fernández | Frente de Todos | Grupo Clarín | PASO

Fernández y los "intereses" del periodismo

La relación de Alberto Fernández con los principales medios y plumas mediáticas anticipa la renovación de la relación de poder con las empresas mediáticas y sus alcances

Alberto Fernández tuvo que sortear no pocos episodios más o menos desventurados con los medios y algunos periodistas. En gran parte, porque el lugar que ocupa es inusual: es candidato a presidente por el Frente de Todos, el más votado en las PASO, pero no es el presidente electo.

Sin embargo, el candidato mostró su expertiz y poco a poco construye su figura de futuro presidente y convirtió los cruces con dueños, conductores mediáticos y políticos en un redituable ingrediente para su campaña de cara a las generales.

Claramente el candidato buscó distender la relación con los magnates periodísticos. El cambio de relación de fuerzas y poderes se hizo evidente en Fernández porque al comienzo recibió todo tipo de adjetivos ofensivos y la virulencia mediática fue en aumento hasta el resultado de las PASO.

Aquí, más allá del “panquequismo” comienzan los nuevos aires, pero el verdadero inicio se dio cuando Fernández fue la estrella en el evento que organiza anualmente el sector de negocios corporativos del Grupo Clarín la semana siguiente a las PASO. Allí la referencia al encuentro con el CEO y mayor accionista, Héctor Magnetto, fue la verdadera señal de cambio.

La distensión que propone el candidato al conceder entrevistas a todo el espectro de medios, es hoy un activo de Fernández antes que de los dueños de los medios, si bien a éstos les interesa que las relaciones con la conducción estatal sea equilibrada en beneficio de sus arcas.

Fernández acepta críticas, también ejerce la crítica – la sufren periodistas y políticos (Schiaretti puede dar fe de esto). El candidato es un artífice de diálogos con espacios del poder… habla con quienes lo maltrataban. Pero el contenido de esos diálogos se aclarará recién después del 10 de diciembre.

Dejá tu comentario