Dengue
Economía | Alberto Fernández | Alemania | Argentina | Axel Kicillof | Buenos Aires | Estados Unidos | FMI | Francia | gobierno nacional | Italia | María Eugenia Vidal | Martín Guzmán | Mauricio Macri

Fidelity quiere ir al default  para presionar a Martín Guzmán

El mayor tenedor del bono BP21 bonaerense busca mostrar dureza de cara a la negociación nacional.

A horas de que cierre el plazo para las adhesiones a postergar el cobro del bono de la Provincia, el fondo de inversión Fidelity sorprendió con su negativa. El mayor acreedor de este activo presionó a Axel Kicillof para que declare la cesación de pagos y así conseguir que el Gobierno nacional pague más por los bonos soberanos.

El ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, asumió en un virtual default conseguido por la emisión descontrolada de deuda de María Eugenia Vidal, principalmente en moneda extranjera. Ante esto, les pidió a los acreedores del BP21 emitidos en 2011 pagarles el 30% del capital que les correspondía en enero. Para esa fecha estaba estipulado el giro de U$S 250 millones, equivalentes a un tercio del capital suscripto originalmente.

Este esfuerzo de las arcas provinciales fue visto con buenos ojos por un comité de bonistas, que destacaron el jueves en un comunicado "la intención de entablar negociaciones de buena fe sobre una reestructuración integral de la deuda”. Pese a este apoyo y otros grandes inversores, López no consiguió aún reunir al 75% de los acreedores. La fecha límite para pagar sin que se formalice una interrupción en los pagos vence el miércoles 5 de febrero, por lo que la negociación con los tenedores de deuda continúa contrarreloj.

El mayor acreedor, Fidelity, posee poco menos del 20% de los BP21. En la noche del lunes anunció que no aceptará la propuesta del ministro bonaerense, sino que exige cobrar la totalidad del capital vencido. "A Fidelity le conviene mostrar dureza y que Buenos Aires vaya al default porque tiene muchos bonos nacionales y pocos provinciales", apuntó una alta fuente de la Provincia. A modo de ejemplo, en dos de sus decenas de fondos, Fidelity acumulaba en el año pasado cinco veces más bonos nacionales que del BP21, medido a precio de mercado. Así se desprende de los reportes mensuales que le entregó la compañía al ente regulador de Estados Unidos, revisados por este medio.

A nivel nacional, el ministro de Economía, Martín Guzmán, también se enfrenta a un vencimiento de bono previo a la negociación de la deuda global. En este caso, el funcionario decidió estirar al martes el plazo de avales para que los bonistas canjeen el papel por alguna de las cuatro opciones ofrecidas. Desde el Palacio de Hacienda explicaron a este medio que se estiró por cuestiones logísticas ante la gran cantidad de respuestas favorables.

Mientras, tras una reunión de dos horas y cuarto, Alberto Fernández consiguió que la canciller alemana, Ángela Merkel se comprometa a requerir al FMI que declare insolvente el crédito que pidió Mauricio Macri. Sumado al apoyo ya anunciado de Italia y Francia, el de Alemania inclina la balanza a favor de Argentina en la reestructuración de la deuda. Si se obtiene una respuesta del Fondo primero, el Ejecutivo tendrá el camino allanado para acordar con el resto de los acreedores.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario