Dengue
Deportes | FIFA | Fútbol

FIFA impondrá cambios en las reglas de juego

La International Football Association Board aprobó las nuevas normas

La International Football Association Board (IFAB) aprobó las nuevas normas del reglamento que tendrán su aplicación a partir del 1 de julio, a la espera de lo que suceda con la pandemia del coronavirus o a partir del inicio de la nueva temporada.

Por un lado, se acordó la necesidad de analizar y revisar la regla del offside con la intención de proponer cambios que persigan tal fin de fomentar el fútbol de ataque y la consecución de un mayor número de goles

Asimismo, se buscará una determinación para definir el tema de las faltas con las manos. La IFAB quiere dejar claro que lo que se considera como mano es todo pelota que toque por debajo de la axila.

"Si un jugador toca de manera fortuita el balón con la mano, solo será considerado infracción en caso de que la jugada acabe en gol o en ocasión manifiesta de gol . Si la jugada se prolonga y son varios los toques, la mano no se considerará falta", explica la nueva regla que entrará en vigencia.

También habrá cambios en las normas del VAR. Se insta a los árbitros a acudir más a revisar la jugadas, ya que "muchas veces obedece a cuestiones subjetivas y en las que queda en cuestión la fuerza empleada para marcar una falta".

El árbitro asistente del video asistente estará autorizado a aconsejar al juez principal al respecto, describiendo lo que ve, pero es este último quien siempre adoptará la decisión final.

En cuanto a los penales, si el arquero infringiera las reglas en el momento de lanzarse un tiro de penal y el balón no entrara o rebotara en el travesaño o en los postes, no se sancionará al guardameta a menos que su acción influyera claramente en el ejecutor de la pena máxima. No se le amonestará tras la primera infracción, sino únicamente en caso de reincidencia tanto si se repitiera el penal como en los tiros posteriores.

A su vez, si tanto guardameta como lanzador cometieran una infracción simultáneamente, se entiende que la infracción del primero suele estar causada por una finta antirreglamentaria del segundo, por lo que se sancionaría al ejecutor.

Por último, si el árbitro concediera ventaja al cometerse una infracción que tenía por objeto evitar una ocasión manifiesta de gol, la tarjeta roja se convertirá en tarjeta amarilla; y si el juez concediera ventaja tras cometerse una falta que interfiere en una clara jugada de ataque o la acaba interrumpiendo, no se mostrará tarjeta amarilla.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario