Nacionales | Alejandro Finocchiaro | Correo Argentino | Twitter

Finocchiaro quiere justificar la falta de entrega de 100 mil netbooks

Fuentes de la Sigen informaron que se trata de "tecnología obsoleta", ya que son aparatos del año 2016. El ex ministro de Educación dijo que los equipos debían entregarse este año.

Tras las críticas desatadas por las imágenes de miles de computadoras apiladas en un depósito del Correo Argentino en Tortuguitas, el ex ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, volvió a intentar justificar lo sucedido a través de su cuenta de twitter, donde deslizó que las máquinas "no son parte de ningún descubrimiento" sino material del programa "Aprender conectados".

Según Finocchiaro, la Sigen, que fue quien denunció el abandono de 100 mil equipos, había solicitado oficialmente en 2019 a EDUCAR S.E. el stock de netbooks en el depósito de Tortuguitas. Al respecto, el ex funcionario sostuvo que “se informaron 238.380 unidades” y denunció que “es evidente que las 100.000 netbooks encontradas no son ningún ‘descubrimiento’: son el remanente de las ya distribuidas”.

Finocchiaro sostuvo además que ellos habían incluído las 100 mil netbooks que estaban sin entregar en ese registro y que se encontraban allí porque "iban a entregarse este año".

Sin embargo, en diálogo con Página 12, fuentes de la Sigen habían informado que se trata de “tecnología obsoleta”, ya que son aparatos del año 2016 y revelaron que “por más que después les busques un destino digno, las máquinas no llegaron a cumplir en tiempo y forma el objetivo que hoy tendrían que cumplir”.

Tratando de seguir justificando el hecho, el ex ministro señaló que “es curioso que la SIGEN haya omitido comunicar que en el depósito también está el equipamiento que necesita el Plan Nacional de Conectividad Escolar (access points, switches, routers, etc.), para terminar de conectar al 100% de las escuelas del sistema de gestión estatal del país”, y manifestó que en 2019 se entregaron "más del 60 por ciento" de las netbooks, advirtiendo que "el remanente, de acuerdo al cronograma, debía llegar a las escuelas este año".

Finocchiaro finalizó su respuesta a las distintas críticas con un tweet en el que expresó que “no debemos ser indiferentes cuando se quiere contar como algo malo lo que es bueno, ni cuando se relata como bueno lo que es negativo para la Educación Pública”.

Dejá tu comentario