Nacionales | Franco Macri | Boca | Cambiemos | Carlos Menem | Casa Rosada | Cristina Fernández | Daniel Scioli | Elecciones | Poder Ejecutivo | Twitter

Franco Macri y una tensa relación con Mauricio

En su carta pública difundida en enero de 2016, Franco Macri dejaba en claro cómo fue su vínculo con Mauricio: marcado por la tensión y los constantes idas y vueltas.

El fundador del grupo SOCMA, que falleció este sábado a los 88 años, reconoció en varias oportunidades que esperaba que su hijo lo reemplazara “en el manejo de las empresas”, aunque Mauricio optó finalmente por lanzarse para la presidencia de Boca Juniors y luego a la política.

“Tardé años en perdonarle que se hubiese ido de las empresas que con tan duro trabajo había creado. Hoy a la distancia de los hechos creo que no las dejó por la relación buena o mala que tuvo conmigo. Las dejó, porque Dios o el destino lo hicieron tropezar con la finitud de la vida y algo cambió para siempre en 1991 cuando fue secuestrado”, sostuvo.

padre1.jpg

En 2010, las diferencias entre padre y hijo salieron a la luz con las declaraciones publicadas en la revista Noticias. “Mi hijo me sacó la empresa, esa es la verdad”, afirmaba. Es que, un año antes, Franco renunció a sus acciones en SOCMA, dividiéndolas entre sus cinco hijos, en una decisión que nada tuvo de voluntaria. “No es obligación que padres e hijos coincidan en las ideas empresariales, y menos en las políticas”, explicaba.

En enero de 2014, cuando Mauricio ya no ocultaba su deseo de ir por la Presidencia, Franco sorprendió al pedir la continuidad del kirchnerismo en las elecciones de 2015.

"Creo que tiene que seguir el partido, con los jugadores y los criterios. Si no, estamos queriendo refundar el país a cada rato", sostuvo. Y añadió: “Si digo lo que realmente desearía, me van a matar, pero lo digo igual: para mí, el nuevo presidente tiene que salir de La Cámpora. Soy muy optimista, porque este gobierno (por el de Cristina Fernández) ha sembrado bien”.

Además, el empresario llegó a manifestar su preferencia por el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien se perfilaba como rival electoral de su hijo. "Es un candidato que ha ido mostrando hechos positivos", aseguraba.

“Tiene la mente de un presidente, pero no el corazón. Es una vocación. Ser presidente de un país es renunciar a su propia vida, y eso es algo que nunca le pediría a un hijo", decía. Incluso, a través de declaraciones a la agencia local, le aconsejaba “dedicarse a criar a sus hijos” en vez de aspirar a la Casa Rosada.

padre2.jpg

Sin embargo, en plena campaña presidencial, la relación entre ambos comenzó a transitar un sorpresivo deshielo. El 25 de octubre de 2015, día de las elecciones generales, Franco expresó desde Twitter el apoyo a su hijo, postulante de Cambiemos. "Llenaste toda mi vida de satisfacciones; tu candidatura me enorgullece. Mi completo apoyo en este día", había sido uno de sus mensajes.

Con Mauricio ya electo para el Poder Ejecutivo, su padre lo llenó de elogios. “Podemos mirar el mañana con optimismo: el Presidente está preparado para enfrentar el futuro”, destacó en una extensa carta en la que afirmó que las "fricciones" habían quedado atrás.

“Llegué al país con 18 años. Trabajé duro, fui albañil y un empresario exitoso. Nunca pensé que a los 85 años sería el padre del Presidente", añadió en otro tramo del texto.Incluso, en marzo de 2016, resaltó la gestión nacional de su hijo, al remarcar que desde Carlos Menem el país no recibía visitas de presidentes tan importantes como Barack Obama.

Dejá tu comentario