Nacionales | Consumo | Energía | Edenor | Tigre | Twitter

Fueron detectados 31 usuarios "colgados" de la luz en Nordelta

 La cantidad de energía malversada alcanzaría los $4 millones en facturas. Se trata de conexiones tanto residenciales como comerciales.

La empresa que presta el servicio de electricidad descubrió 31 conexiones clandestinas en Nordelta, una de las zonas más exclusivas y de mayor poder adquisitivo de la zona norte bonaerense.

Por medio de su cuenta de Twitter, Edenor difundió la información: “Detectamos 31 casos de fraude en una localidad suburbana con más de 27 barrios, ubicado en el km 7 del Camino Bancalari, Tigre. El recupero por el robo de energía, luego de varios operativos realizados en los últimos cinco meses, se estima en 436.000 kWh o $ 4.000.000”.

Un vocero de la empresa se explayo: “Se encontraron irregularidades en 13 barrios, pero eso no quiere decir que en los restantes no haya. Los barrios en cuestión son: Islas Del Golf, Los Castores, Barrancas del Lago, Las Tipas, Las Glorietas, Posadas, La Alameda, Lago Escondido, Altamira, Portezuelo, Bahía Grande, Cabos del Lago y El Yatch”.

“Estos casos se detectaron durante tareas de mantenimiento y control que se realizan constantemente desde Edenor. Si los técnicos se dan cuenta de alguna irregularidad, comienzan a investigar. Si detectan un fraude, lo que hacen es cambiar el medidor y corregir todo lo que estaba irregular”, afirmó. Y añadió: “Tenemos los nombres y apellidos de los 31 propietarios. Ninguno es una figura pública”.

En alusión a lo que se considera una conexión irregular, explicó: “Fraude es cuando se manipula la infraestructura de la empresa para intentar pagar menos. Estamos hablando del cable que es el que lleva la energía eléctrica a la entrada del medidor de una casa”.

Sobre el procedimiento para calcular el valor de la multa, el vocero señaló en conversación con el mismo medio: “Cuando se detecta un fraude en una conexión residencial, por protocolo, nosotros tenemos que reclamar hasta un año atrás. Más allá de que esa persona pueda haber manipulado la conexión por un tiempo mayor. Luego se le calcula el gasto, se lo intima a pagar y se le cobra. En caso que no pague, se le corta. Todas eran propiedades grandes. Se estimó entre todos los casos un consumo de 436.000 kWh o $4.000.000”.

Dejá tu comentario