Sabta Fe conectada
Deportes | Colón | Fútbol | Iglesia | Unión | Messi

Garcé reconoció su responsabilidad en el tema de la Virgen y habló Lerche

Luego de que el ex defensor lo criticara con dureza, el expresidente de Colón se refirió a los dichos del Chino y manifestó que por fin salió a aclarar el tema de la Virgen

En las últimas horas Ariel Garcé dialogó con el diario La Nación y allí se explayó sobre su salida de Colón criticando duramente a Germán Lerche, también habló sobre el tema de la Virgen y reconoció su responsabilidad en la decisión de sacarla de donde estaba ubicada y mandarla a restaurar.

"Lo de la Virgen fue un detonante más, pero en el fondo me fui porque después de pelear el descenso e ir mejorando con los años, en un momento vi que estábamos para dar el salto de calidad y apuntar a ser campeones. Me senté con el presidente (Lerche) para plantearle que había que cambiar ciertas cosas para dar ese paso, como el cuerpo médico, por ejemplo, tipos que estaban hacía 30 años en el club por acomodo, como pasa en tantos clubes. Habíamos perdido a dos o tres jugadores por diagnósticos errados. O por ahí llegábamos a Buenos Aires y no había comida en el hotel. Le planteé eso a Lerche y no le gustó nada", aseguró.

Para luego agregar "Le recordé que al asumir, él mismo me había dicho que no sabía nada de fútbol. Y que alguna vez le tuve que prestar plata para solucionar cuestiones del plantel. "A mí no me interesa ganar más plata, quiero ser campeón", le dejé en claro. Pero Lerche se llenó de soberbia, se la creyó, quizás porque se había acercado a Grondona, tenía un cargo en la Selección y se creía el más capanga por viajar con Messi en el avión. "Esto va a seguir todo igual", me dijo. "Listo, yo me voy", le contesté. Unos meses antes había pasado lo de la Virgen, ya venía medio pesado el tema. Di una nota y vaticiné lo que iba a pasar en el club. No me dejó jugar el último partido contra Banfield y me fui a despedir de mis compañeros al vestuario".

Y del tema de la Virgen puntualmente indicó: "Esa Virgen tenía cierta fama y el plantel la había empezado a mirar con desconfianza. Después de perder un clásico con Unión ya todos empezaron a preguntar: cuándo, cuándo, cuándo la sacamos, y entonces decidimos retirarla, restaurarla, porque estaba medio dañada, y ponerla en otro lugar, en el predio, por ejemplo".

"Entonces me hice cargo. Contacté a un restaurador y les di unas directivas a unos muchachos para que la lleven. El problema es que se les rompió en el traslado. Los locos estos me llamaron, desesperados. Les dije: "Háganla desaparecer que consigo otra". Hablé con un escultor de Córdoba para que hiciera una igual. Jamás imaginé que se generaría semejante escándalo, la gente se puso loca, se metió la iglesia, aparecieron carteles de "Garcé hereje", todo era desconcierto. "Muchachos, yo firmo que me hago responsable de esto", le aclaré al plantel. No me gustó la actitud de muchos compañeros que se abrieron de gambas, me decepcionaron, me di cuenta de que como grupo no estábamos bien y ahí empecé a sentir que tenía que irme. Y le conté al presidente lo que pasó. En síntesis: la cagada mía fue confiar en gente que no debía y que rompió la Virgen".

La respuesta de Lerche

Luego de estas declaraciones, este lunes llegó la respuesta de Germán Lerche quien habló con el sitio Sin Mordaza y allí se refirió a los dichos de Garcé, por un lado cuestionando alguna de sus frases, pero por el otro destacando la personalidad del ex defensor y reconociendo que acertó en algunos diagnósticos.

"No noté que haya sido duro. Si así se interpreta no le prestó demasiado interés, Los jugadores en general nunca tienen la culpa, siempre es de los demás. Hay dos verdades: por fin reconoció su responsabilidad por el tema de la Virgen, por lo que, injustamente tuvimos responsabilidades los dirigentes. Y la otra que el problema del club, entre otros y desde años está en su cuerpo médico, lamentablemente otras urgencias no me dieron tiempo para cambiar aunque sí para exigir", dijo Lerche.

Y afirmó: "Dije y lo seguiré sosteniendo que si hubiéramos tenido algunos jugadores más como el Chino (Garcé), hubiéramos logrado cosas más importantes ya que generaba cosas buenas fuera y dentro de la cancha. Igualmente tiene un grado de ingratitud muy grande. El club (Colón) en dos etapas distintas sostuvo su carrera profesional afrontando el costo de su contrato. Entonces al menos debería decir gracias y no hacer la de casi todos cuando se pierde: buscan excusas ajenas antes que propias culpas”.

Para finalizar Lerche dijo "Así, no ganaron y un día la culpa es del dirigente, otro día del árbitro, otro del césped de la cancha, otro los viajes, etc… etc, hasta que un día la culpa la tuvo la Virgen. Había que estar mal de la cabeza para pensar de la forma que se actuó. Yo invitaría a leer lo que escribió Jorge Valdano en el diario El País con el título “El virus le contó la verdad al fútbol”, para de esa forma comparar la forma de pensar de dos exfutbolistas”.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario