Nacionales | Julio César Grassi | Abuso Sexual | ADN

Grassi deberá entregar una muestra de ADN para el registro de violadores

Condenado por abuso sexual y corrupción de menores, el padre Grassi ya se había negado a que le hicieran una extracción de ADN.

Esta mañana minutos antes de las 10 de la mañana, una camioneta con personal del Registro Nacional de Datos Genéticos llegó a la cárcel de Campana. Para realizarle de manera obligatoria una extracción de ADN a Julio César Grassi, mejor conocido como el padre Grassi.

Está acusado de haber abusado sexualmente de varios niños dentro de su fundación “Felices Los Niños”.

El cura se había negado a entregar una muestra para el registro a cargo del Ministerio de Justicia que compila y analiza perfiles de abusadores en busca de combinaciones positivas para resolver casos sin condena.

“Gritaba que no se sentía un delincuente sexual”, contó el abogado de las víctimas, Juan Pablo Gallego, y agregó: “El cumplimiento de una orden judicial no es una sensación térmica”.

El abogado de las víctimas del padre Grassi, presentó entonces una denuncia en su contra por no aceptar la orden dispuesta el 13 de febrero por la Justicia.

“Este tipo de delincuentes no se corrige. Grassi está preso hace cinco años en Campana, pero en algún momento saldrá a la calle. El registro de su ADN sirve para futuros casos”

Finalmente, por orden del Tribunal Oral Criminal N°1 de Morón, se autoriza al personal penitenciario y al Ministerio de Justicia a realizar el hisopado por la fuerza si el padre Grassi vuelve a resistirse.

Desde el día de hoy, Julio César Grassi formará parte del registro de violadores contemplado en el Registro Nacional de Datos Genéticos a cargo del Ministerio de Justicia.

Dejá tu comentario