Opinión | Antonio Rico | Elecciones | Balotaje | CABA | FMI | PASO

Hay que adelantar las elecciones

En un escenario tan difícil como el que tenemos hoy, el adelantamiento las elecciones presidenciales de octubre podría poner un freno, al descalabro del país en la toma de decisiones.

Las PASO 2019, se convirtieron en una gran encuesta nacional de las cuales no surgen gobernantes, sino candidatos. Si le sumamos las cifras que mostró la “gran encuesta” generó también una corrida del poder.

De un día para el otro tuvimos un Presidente cuyo poder se corrió (los números del poco acompañamiento popular fueron elocuentes) a un candidato a presidente – léase bien, candidato, gobernante electo- de la principal fuerza opositora.

Incluso hace pocos días el FMI salió a desmentir su preocupación por el “vacío de poder” y la versión de su propuesta de un posible adelantamiento de las elecciones. El organismo multilateral no pretende otra cosa que facilitar las negociaciones y conseguir cuanto antes un “presidente electo”

Adelantar elecciones, por tanto, podría traer un efecto positivo en la situación del país, claro que también representa un riesgo para Juntos para el Cambio, ya que podría llegar a arriesgar en demasía el gobierno de CABA, hasta ahora en manos de Rodríguez Larreta, pero con un expectante Lammens que jugará todas las cartas en el balotaje.

En ese marco de posibilidades, la tarea es del Congreso Nacional evaluar efectos y posibilidades, pero teniendo en la mira el interés común de todos los argentinos y no los de un grupo de amigos- porque esa película ya la vimos y la vemos-.

Dejá tu comentario