Actualidad |

¡Atención! Su salud puede estar propensa a sufrir este mal si no orina después de la intimidad.10 de diciembre de 2018 (larepublica-derf)


Para muchas parejas es lo último que pensaría realizar, sin embargo, es fundamental para conseguir una mayor vitalidad.

Después de mantener relaciones sexuales existe un acto que es importantísimo a la hora de cuidar la salud de la fémina. Se debe acudir al baño de manera inmediata, ya que es más vulnerable a adquirir alguna infección. En Aweita le explicamos a qué se debe.

Según declararon especialistas en el tema, las relaciones íntimas aumentan la probabilidad de adquirir alguna infección debido a que la uretra se ubica de manera próxima al ano, y por consiguiente, las bacterias de esa zona puede ubicarse de manera sencilla en la uretra.

¿Cómo el coito produce eso?
Durante el acto sexual la probabilidad de contraer esta infección se eleva considerablemente ya que el roce alrededor de la uretra produce que se inflame, desencadenando que segregue lubricantes y líquidos, éstos pueden ser conductores de bacterias que pueden arrastrar hacia dicha zona sensible.

Por ello, es recomendable que se orine para evitar una futura infección luego de sostener relaciones sexuales, ya que la orina enjuaga las bacterias antes que consigan ingresar a la vejiga.

Los hombres no se liberan de alguna infección ya que pueden contraer el mal por medio de la próstata cuando están en una relación sexual y se juntan el pene y el recto, teniendo en cuenta que el miembro viril masculino esté en constante contacto con el ano.

Se recomienda tanto para hombre y mujeres utilizar preservativos que ayudan a proteger de estas infecciones.
 

Dejá tu comentario