Libros |

Juicio oral a un hombre que mató a su esposa y ocultó el cadáver durante ocho años

Tras ser denunciado por uno de sus hijos, un hombre que había matado a su mujer y ocultó el cadáver durante ocho años enterrado debajo de su cama en una vivienda de González Catan, será sometido a juicio oral y público. Desde Buenos Aires: Sergio Farella exclusivo para DERF Así lo resolvió la Justicia de La Matanza, tras cerrar la etapa de investigación y comprobar mediante dos pruebas de ADN que los restos fósiles hallados debajo de la cama corresponden a María Angélica Peluca, esposa del acusado, identificado como Mario César Freiro, de 43 años. Freiro había sido denunciado hace dos años por uno de sus hijos, de 16, quien había sido obligado a guardar en secreto el crimen, y luego rompió el silencio. Después de la denuncia, los investigadores requisaron la vivienda ubicada en González Catan, y hallaron los restos óseos bajo el lecho matrimonial. Tras permanecer unos días prófugo de la Justicia, el hombre fue detenido. Según su abogado, había sepultado el cadáver en su propia casa para "cuidar" el cuerpo, con el que "hablaba todos los días". Según su versión, revelada por fuentes policiales, el chico y su hermano, dos años mayor, fueron testigos de una discusión de sus padres, supuestamente por una infidelidad. La pelea habría terminado cuando Frieiro estranguló con un pañuelo a su esposa. Tras cavar un pozo debajo de la cama, el hombre enterró el cadáver y obligó a sus hijos a mantener en silencio el hecho. Sin embargo, al año siguiente del hecho, Freiro volvió a formar pareja y siguió viviendo en la misma casa y durmiendo sobre la misma cama donde debajo había enterrado a su esposa. Ahora, la Justicia determinó mediante dos pruebas de ADN y un examen antropológico, que los restos fósiles encontrados corresponden a la esposa de Freiro. El Tribunal Oral número 4 de La Matanza será el encargado de realizar el juicio a partir de junio próximo, y juzgar a Freiro por el delito de homicidio simple agravado por el vínculo, que prevé una pena de prisión o reclusión perpetua. Durante las audiencias, declararán como testigos el menor de los hijos, si la Justicia lo autoriza, el mayor, la psicóloga de ambos, y los expertos que realizaron las pruebas de ADN. En tanto, el Juzgado de menores que interviene en la causa, está a la espera de un examen psicológico que se le realizó a los dos hijos de Freiro. E-mail: sfarella@yahoo.com.ar

Dejá tu comentario