Opinión | Antonio Rico | Argentina | Balotaje | Coalición Cívica | Córdoba | Departamento General López | Elecciones | Entre Ríos | Frente de Todos | Horacio Rodríguez Larreta | Juntos Por el Cambio | María Eugenia Vidal | Mauricio Macri | Mendoza | Omar Perotti | PASO | Peronismo | PRO | Rafaela | San Luis | Santa Fe

La elección y sus pequeñas patrañas

El análisis de las cifras que dejaron las urnas deja en algunos casos, como Santa Fe, el un gusto casi amargo; por un lado el triunfo de Alberto Fernández pero por el otro que Mauricio Macri valide su poder

En Santa Fe El Frente de Todos se había impuesto en las primarias del 11 de agosto por 10 puntos y el domingo perdió la general por uno. El mapa pintó de amarillo, la ciudad capital, la cuenca lechera (Las Colonias y Castellanos); Rafaela, de donde es oriundo el gobernador electo Omar Perotti y el departamento General López.

Si observamos el mapa del país el amarillo se extiende – formando casi una bandera boquense- por las provincias de Mendoza, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, la franja central “rica” de Argentina. A riesgo de ser aventurados en el análisis, podemos leer que el mapa nos grafica también al votante macrista y sus aspiraciones ( y sus sentimiento de pertenecer a una elite, distinta del “pueblo”).

A Juntos por el Cambio y al propio Macri el #SiSePuede no le alcanzó para forzar el balotaje y Fernández se consagró como su sucesor en primera vuelta. Pero si le alcanzó para afirmarse como líder de la oposición.

Fuera de las elucubraciones que se tejieron en torno a los “raros” números que brindó el escrutinio en el momento justo en que Macri reconocía la derrota; es claro que no es lo mismo ser oposición con un 40% del respaldo y menos de 10 puntos de diferencia; que con los resultados abrumadores que habían dejado las PASO.

Es que a Mauricio Macri – que ya se metió de lleno en las elecciones de Boca- le espera un gran desafío: asumir como titular del PRO y buscar contener a toda la coalición de Juntos por el Cambio, incluido a la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica, tarea no menor teniendo en cuenta, las figuras del ganador Horacio Rodríguez Larreta y de la perdidosa María Eugenia Vidal.

Es difícil saber cómo procesará Juntos por el Cambio el mapa de la derrota, si sabe que tendrá que “cambiar” y negociar espacios de poder con el radicalismo. Sin olvidar que del otro lado, aparentemente, estará el peronismo estrenando su traje “juntos unidos triunfaremos”.

Dejá tu comentario