Santa Fe | ciudad de Santa Fe | Unidad de Información Financiera

La esposa de Vicente Pignata suma procesamientos

Se trata de Yanina Campos, la cual fue nuevamente acusada de adquirir dos lotes en La Guardia y una casa en Barranquitas.

El juez federal N°2, Francisco Miño, procesó al dueño de una concesionaria que durante años estuvo emplazada en barrio Candioti y un empleado de la firma. Ambos acusados de haber “participado” en operaciones de compra y venta de autos de alta gama de los que adquirió Pignata durante el 2018.

También amplió el procesamiento para Campos tras considerar que la comerciante compró una serie de lotes en La Guardia y también una propiedad en el barrio Barranquitas para así poder lavar activos.

El fallo del magistrado, dispuso además trabar un embargo de seis millones de pesos para Campos y además ratificar la prisión preventiva en la que se encuentra la mujer desde el 2 de octubre pasado cuando fue detenida por agentes de la Brigada Operativa Departamental I tras detectarse que incumplió el arresto domiciliario en la otra causa que es investigada -también por lavado de dinero-.

En el caso del dueño de la concesionaria, identificado como S. C. y al empleado M.E.A., el juez Miño ordenó que permanezca en libertad durante el proceso, pero con un embargo que alcanza los 600 mil pesos.

El nuevo procesamiento surgió luego de una pesquisa judicial que llevó a cabo el fiscal federal N°2, Walter Rodríguez, que tras cotejar una serie de datos del Registro de la Propiedad, como así otros organismos, detectó que la esposa de Pignata adquirió entre el 24 de junio de 2011 y el 13 de marzo de 2019 dos lotes ubicados en el Distrito La Guardia, mediante acto jurídico celebrado el día 17 de septiembre de 2014 y un inmueble situado en calle La Paz al 5000 de la ciudad de Santa Fe (tras una operación celebrada el día 19 de abril de 2017).

Los investigadores también detectaron que la comerciante también contrajo un Peugeot 208, el cual, si bien fue registrado a nombre de otra mujer, el 24 de julio del 2017, contaba con la autorización de Campos y Pignata para poder manejarlo según se desprende de un informe del Registro de la Propiedad Automotor.

El eje de la pesquisa por otro lado puso la mira sobre las operaciones comerciales que llevó a cabo Pignata en una concesionaria que se encontraba instalada en barrio Candioti Sur y de la cual compró dos automóviles: una camioneta Ford Ranger y una Dodge Ram 1500.

Por esas compras quedaron implicados el dueño de la entidad y un empleado. Sobre este último recayó todo el estado de sospecha ya que para el juez actuó como un “presta nombre” debido a que cuando Pignata adquirió el 2 de diciembre del 2016 la Ranger la misma nunca fue transferida ya que estuvo a nombre del empleado de la concesionaria. Esa misma camioneta fue entregada un año después como parte de pago de la Dodge Ram que el narcotraficante adquirió.

En tanto, la lupa de la Justicia también apuntó al rol que tuvo el propietario de la concesionaria ya que según el fiscal, y ahora el magistrado, nunca informó las ventas que se llevaron a cabo con Pignata a la Unidad de Información Financiera por lo que habría garantizado que el hoy prófugo permita lavar dinero.

La causa contra Pignata también alcanzó en marzo de este año al exgeneración dorada de la selección de básquet, Carlos Delfino y su padre por haber llevado a cabo una confusa operación inmobiliaria con los Pignata por una casa ubicada en el country El Paso.

Dejá tu comentario