de pie
Nacionales | Iglesia | Aborto Legal | Argentina

La Iglesia volvió a oponerse al aborto legal

A pocos días de que se debate el proyecto de aborto legal en el Congreso, la Iglesia volvió a oponerse.

Teniendo en cuenta que este jueves comenzará el debate en la Cámara de Diputados sobre el aborto legal, la Iglesia volvió a mostrarse en contra.

En el marco de la celebración por el día de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) realizó un acto, en el cual hablaron varios funcionearios eclesiásticos.

En una misa llevada a cabo en Tigre, el titular del Episcopado, el obispo de San Isidro monseñor Oscar Ojea, aseguró: "Somos llamados al banquete de la vida. Que el corazón grande de los argentinos pueda seguir recibiendo a todos los llamados de la vida. Sin excluir a nadie ni privilegiar a ninguno".

Citando a San Juan Pablo II, Ojea elevó una oración expresando que "el número inmenso de niños a quienes se impide nacer, de pobres a quienes se hace difícil vivir, de hombres y mujeres víctimas de violencia inhumana".

En la misma línea, el vicepresidente segundo de la CEA y arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, manifestó: "A contramano de la lucha por la vida que nos unió a todos a lo largo de este año tan difícil, se nos insiste en un proyecto de ley que niega el derecho a la vida de los más indefensos que moran en el seno materno".

En la misa que se celebró frente a la Basílica de Luján, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheining, señaló: "Si se piensa que un niño en el vientre de su madre es un montón de células, la raíz es el egoísmo. La raíz del mal de nuestro mundo es que tenemos un yo demasiado grande que le pone límites a todas las cosas".

Asimismo, el obispo de la diócesis cordobesa de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, indicó que "la inmensa mayoría de los argentinos no quiere esta ley. Los pobres no quieren aborto" y agregó: "Escúchenlo bien, señores y señoras diputados y senadores. No profundicemos el peligroso divorcio de la política de la vida real de las personas".

El obispo de San Martín, monseñor Martín Fassi, subrayó: "No les robemos a los no nacidos la posibilidad de vivir, y de vivir dignamente. Que en Argentina no se robe la dignidad a ningún ser humano, cualquiera sean las circunstancias desde el inicio hasta su fin natural".

Por último, el obispo de San Luis, el monseñor Gabriel Barba, enfatizó que "se está debatiendo la vida y la muerte en nuestra nación, tristemente, discutiendo una ley que rompería una tradición en la que nunca hubo una ley que permita matar. Vamos a encomendar especialmente a nuestra Madre toda la Patria".

Para más información: Diputados emite el dictamen sobre la legalización de aborto

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario