Entrevista | Tecnología | Internet | Estilo RPM | Hackers

La otra cara de la web

El especialista en activos digitales, Eduardo Ruben, se refirió en el ciclo "Estilo RPM" por la señal de C5SF, a las criptomonedas, la bitcoin, el internet oscuro y sus peligros. "El internet oscuro maneja la información de gobiernos, terrorismo, narcotráfico, hasta la contratación de sicarios".

“La primera criptomoneda salió hace una década y es el Bitcoin. Esta cotizando 5700 dólares, una cifra muy interesante. Todavía hay gente que piensa que se puede acopiar porque está en la etapa ascendente. Es decir, su valor podría ascender. Hay predicciones que dicen que podría alcanzar nueve o diez mil dólares para agosto” anticipó el especialista.

“Dos años atrás un bitcoin costaba 640 dólares, asique quien lo compro entonces, hoy tiene 5700 dólares. Es decir, esas personas ganaron una buena diferencia” aseguró Eduardo Rubén.

Sin embargo, el experto explicó el uso negativo de este tipo de moneda: “Una de las críticas que se le hacía a las criptomonedas, en especial a la bitcoin, era que se trataba de una moneda que se usaba en el mundo de la internet más profunda, llamada darkweb o deep web. Y esto es cierto, ya que es una moneda irrestañable. No se puede saber quién la tiene ni dónde esta”

“Existe la deep web o la dark web. Nosotros navegamos diariamente en la punta del iceberg. Mientras que el internet profundo, se dice que tiene hasta ocho niveles de profundidad. Es algo de mucho riesgo, por eso nosotros damos información pero les pedimos que no se metan” comentó Eduardo Rubén.

“Allí podemos encontrar información de los gobiernos, de terrorismo, de narcotráfico. La web profunda maneja todo lo que sea, por así decirlo, oscuro. Incluso, en los niveles más profundos, llegando al tercero, se encuentra todo lo que se relaciona con la contratación de sicarios. Cosas terribles” sostuvo el especialista.

Finalmente, el especialista, pidió que de ninguna manera se ingrese a una dark web desde la propia IP: “Hay hackers que esperan a que un incauto ingrese. Una vez que capturan nuestra identidad, con ella pueden hacer negocios u otras cosas graves”.

Dejá tu comentario