Opinión | Antonio Rico | FMI | default | Elecciones | inflación | Pobreza

La pesada herencia para el 2020

Quien asuma la presidencia el 10 de diciembre de 2019 recibirá una pesada herencia, por eso es que los candidatos deben pensar en algo más que ganar las elecciones, ya que el 2020 traerá desvelos y aflicciones

Gane quien gane, la deuda pública plantea un condicionante fuerte al próximo mandatario y augura un tormentoso 2020 con el riesgo de un nuevo default de la deuda pública. Esta compleja situación será enfrentada por el próximo presidente recién el año que viene, mientras tanto, la preocupación es la campaña.

Hay escasas alternativas disponibles para encarar la pesada herencia, una es extender el pago del acuerdo Stand-By con el Fondo. El instrumento que el FMI tiene para prolongar vencimientos a plazos de entre 5 y 10 años es un acuerdo Extended Fund Faciliy (EFF) que es un pantano más, pero recomendado por el FMI.

El próximo gobierno deberá pensar y repensar estrategias que nos permitan crecer e ir reduciendo de gradualmente la inflación. No será sencillo, es cierto y requerirá de mucha voluntad política y muchos consensos para tomar las decisiones adecuadas.

Nuestro país atraviesa un deterioro agudo de la situación social: el desempleo supera el 10,5%, el salario real se contrajo más de 10 puntos, la pobreza y la indigencia trepan significativamente. El futuro de nuestros niños y jóvenes está comprometido.

La herencia es pesada por eso los candidatos deben pensar en algo más que ganar las elecciones. Y uno de ellos también debe gobernar…aunque quizá lo haya ovidado

Dejá tu comentario